miércoles, 22 de mayo de 2013

Una genialidad puede...



Una genialidad puede llenarse
de pubertad, de madurez
de senectud y de escases.

Una genialidad
puede ser la realidad
o la manera de ocultarla.

Una genialidad puede ser una palabra
o su omisión,
puede ser un tema, una canción
un arreglo o su versión,
o solo la forma de interpretarla.

Una generalidad puede ser la descarga
o la acumulación,
la suma o la sustracción
la inmovilidad o la acción
dependiente de un contexto.

Una genialidad puede ser un accidente
o en el juego de futbol
un pase excelente
que depende de la posición de los otros:
un error o una anotación.

Una genialidad puede ser una condición
o una libertad condicionada,
puede ser un verbo o una mirada
que despierte.

Una genialidad puede ser el antecedente
de la cicuta o la guillotina,
o de la portada de un libro
del orgullo de los hijos.

Una genialidad puede
cambiar el mundo
y seguir sin rumbo.

Una genialidad puede tener su propia naturaleza
de la Naturaleza
que rige la orientación de la cabeza,
que guía los pasos
para que tu sendero
salga o se meta.



Engel Salazar Aguirre
22 de mayo de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario