viernes, 22 de julio de 2016

poesía esquiva.


Trato de volver a escribirla,
pacto con la iniciativa.

Arguyo con la frase,
rimo a la metáfora
taxativa...

Mixturo las oraciones
con la narrativa,
aclaro las palabras
con la ensayística
descriptiva,
borro las expresiones
con una mancha despectiva.

La busco y no la encuentro
y pienso:
se ha ido
de mi vida?
y siento:
será la vacuidad
de mi mente pensativa,
y miro:
como se aleja
la poesía esquiva.

Engel Salazar Aguirre
20 de mayo de 2016.

lunes, 11 de julio de 2016

pero no sé...


Hay caminos, pero no sé si hay motor...
hay atmósferas, pero no sé si hay presión...
hay quereres, pero no sé si hay pasión.

Hay ángulos, pero no sé si hay geometría...
hay mosquitos, pero no sé si hay zumbidos...
hay sonidos, pero no sé si hay sinfonía...
hay corazones, pero no si hay latidos.

Hay agua, pero no sé si hay humedad...
hay azúcar, pero no sé si hay dulzura...
hay caricias, pero no sé si hay ternura...
hay sacerdocios, pero no si hay piedad.

Hay gente buena, pero no sé si hay bondad...
hay mercancías, pero no sé si hay necesidad...
hay rostros, pero no sé si hay vida...
hay despensa, pero no si hay comida.

Hay doctores, pero no sé si hay sabiduría...
hay rimas, pero no sé si hay poesía...
hay aprendizaje que no sé si ya sabía...

Hay acordes, pero no sé si hay sensaciones...
hay arte, pero no sé si hay inspiración...
hay quien cante, pero no sé si hay canción...
Hay quien ame, pero no sé si hay amor.


Engel Salazar Aguirre
8 de mayo de 2016.