lunes, 24 de septiembre de 2012

todavía...

"Hoy la vi
estaba tan linda
como rayo de Sol en primavera
como sueño de luz en la nostalgia
de este amor.

Hoy la vi
estaba tan bonita
que mis sueños volvieron a encontrarla
que mis besos volvieron a tocarla
con pasión.

Hoy la vi..."

Tema: Hoy la vi. Autor Alexis Real. Opus 4, Album: Venezuela Impresionante.




Todavía tu presencia en la madrugada
             cargada,
             de oportunidades y reposo
             y de rendir tributo a mis deidades.

Todavía la diferencia de edades,
             la mirada opresiva
             del progenitor,
             que protege tu cuna
             aunque comprenda tu amor.

Todavía tu mirada es mi piscina
             que me alucina
             a un mundo posible,
             en un ciclo bienal
             de conjetura intransferible.

Todavía tu sonrisa en el amanecer,
             la estrella sola de las cuatro,
             un bastón en el desierto
             mientras mi espalda carga tu retrato.

Todavía Tú, la esperanza que ha de ser,
                   en las contradicciones odiosas,
                   políticas y religiosas
                   que el género habrá de vencer.

Todavía tú misma, mi freno y mi proceder,
                            mi mañana y mi anochecer,
                            mi ventana y mi pared,
                            mi distancia y mi merced,
                            mi amazona sin corcel,
                            mi cumpleaño sin pastel.

Todavía en mi consciencia la caja de torta,
              la salsa de pizza,
              mi extranjera camisa,
              el perfume de regalo,
              y el recuerdo de la inocencia que fue mía
              y que extraño todavía...

Todavía te veo en la lejanía
             acortando la distancia ante las excusas
             que anestesian el dolor,
             de dejar de ver
              lo mas parecido al amor.



Engel Salazar Aguirre
24 de septiembre de 2012.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Me has hecho mucha falta...


Me has hecho falta en la silueta rota de tu sonrisa,
                              en el recuerdo de una semana olímpica
                              que transitó en la armonía del cabello.

Me ha hecho falta tu cuerpo bello,
                            el perfume de tu elegancia
                            y la ironía de su fragancia
                            que habla de su osadía.

Me ha hecho el desafío de las religiones,
                     la madurez de la precocidad
                     en este delirio embriagado sin edad.

Me has hecho falta en la descripción de mi poesía,
                              que no explota porque le hace falta la compañía
                              de la ausencia de tus días.

Me hace falta la tesis de tu maestría,
                      con la que evades mis dispositivos
                      pero despiertas mi alegría.

Me hacen falta las canciones, las melodías,
                       las caras y las manos frías
                       calientes dentro de las mías.

Me has hecho mucha falta amor mío,
                                        devolviendo mi congelado río
                                        sigue tu distancia marcando las fechas
                                        y sigue mi alma extrañándote deshecha.

Me has hecho mucha falta mi vida,
                                        subiendo la mirada perdida
                                        recordando el día que te tenía
                                        y andando por la ruta que te perdía.

Me has hecho falta al final de túnel
                              en la otra ciudad de mi fortuna
                              y en las diez semanas estancadas de sesiones
                              con psicologías rígidas de pasiones,
                              viendo a mi reina en un espejo de papel
                              donde la ausencia de palabras
                              se hace distancia eterna,
                              de qué quien pudo haber coronado
                              al fin la paz a mi lado.

Me has hecho mucha falta, y cómo te he extrañado!
                                         viviendo sin pedir piedad,
                                         pero cantando a los Santos
                                         para que me corones, mi tranquilidad...



Engel Salazar Aguirre
15 de septiembre de 2012.

martes, 18 de septiembre de 2012

"Café de ciudad..."


Es el que sabe a mis zapatos en la acera
y a mi asiento de brocal y espera.

Es la mañana negra,
el compás oscuro de la panadera
de la jornada que apenas inicia.

Es el recuerdo que interrumpió tu caricia
porque se me hacía tarde
para llegar al día entregado
a la remuneración de lo ya gastado.

Es el que sabe al autobus de las cinco,
a las escaleras del retardo
que supero de un brinco,
al compromiso de la alarma
y al salario que comprometo.

Es la santamaría del Metro
cuando aun no clarea
y disputo mi ingreso.

Es el que sabe a boulevar
en las tardes que tenía tiempo
donde recordaba mis aciertos
al andar.

Es el que sabe a la esquina
del termo
de la misma amiga
que día a día protesto,
de azúcar
o de ardor puesto.

Es un retoño diario
del duro día que espera,
del tiempo que sacrifico de mi familia
y pretende demostrar el amor que les tengo,
entregado al cielo sin futuro
del sostén inseguro,
de mis manos débiles y desgastadas.

Es al que la recepción de una mirada
infantil encantada,
aguarda el regreso del padre:
oscuro como el café,
de una ciudad que se abre,
pero que jamás veo amanecer...


Engel Salazar Aguirre
13 de septiembre de 2012.