jueves, 6 de diciembre de 2012

Desayunos I.


Desayunan mis pasos el abrazo del suelo,
despacio, sin prisa y sin bitácora.

Desayunan mis palmas la mañana del árbol,
eterno, suspendido en el tiempo.

Desayunan mis párpados el inicio del Alba,
colorido, atendido por las nubes.

Digiere la belleza indigesta la turbina de mis pensamientos problemáticos,
y sólo la menta champú de tu sonrisa refresca,
ritardando con tu campo magnético.


Engel Salazar Aguirre
6 de diciembre de 2012.

lunes, 19 de noviembre de 2012

También...


También son flores las abandonadas por los pétalos...

También son llamadas de atención las aprobaciones.

También son ciertos los rumores,
en ciertas mentes.

También son iguales los diferentes,
que nadie entiende.

También es verdad la mentira que trasciende cien veces...

También es igual el quinientos veintiseis y el treinta y seis,
del quinientos treinta y siete.

También tenemos nuestra misión los perdidos
en La espiritualidad del Camino,
y los distorsionadores clandestinos.

También es mi madre la que ofendo
y mis hijos que no tengo,
también son.

También es mio quien me brinda oposición
y me hace ver lo invisible.

Igual que las balas,
las palabras tienen calibre,
también.

También la mañana y el anochecer
de tu cuerpo que no llega a Ser.

También la belleza de la mujer,
perdura con los años
que tengo sin poderte ver.

También es lo mismo tener o no tener
mientras mantengamos el carácter,
en la guerra en el parque
sin cegarnos ante el Poder.

También es parte del Arte
lo que no puede ser...

Cuida mi camino
aunque nunca llegue,
también...


Engel Salazar Aguirre
16 de noviembre de 2012.

lunes, 24 de septiembre de 2012

todavía...

"Hoy la vi
estaba tan linda
como rayo de Sol en primavera
como sueño de luz en la nostalgia
de este amor.

Hoy la vi
estaba tan bonita
que mis sueños volvieron a encontrarla
que mis besos volvieron a tocarla
con pasión.

Hoy la vi..."

Tema: Hoy la vi. Autor Alexis Real. Opus 4, Album: Venezuela Impresionante.




Todavía tu presencia en la madrugada
             cargada,
             de oportunidades y reposo
             y de rendir tributo a mis deidades.

Todavía la diferencia de edades,
             la mirada opresiva
             del progenitor,
             que protege tu cuna
             aunque comprenda tu amor.

Todavía tu mirada es mi piscina
             que me alucina
             a un mundo posible,
             en un ciclo bienal
             de conjetura intransferible.

Todavía tu sonrisa en el amanecer,
             la estrella sola de las cuatro,
             un bastón en el desierto
             mientras mi espalda carga tu retrato.

Todavía Tú, la esperanza que ha de ser,
                   en las contradicciones odiosas,
                   políticas y religiosas
                   que el género habrá de vencer.

Todavía tú misma, mi freno y mi proceder,
                            mi mañana y mi anochecer,
                            mi ventana y mi pared,
                            mi distancia y mi merced,
                            mi amazona sin corcel,
                            mi cumpleaño sin pastel.

Todavía en mi consciencia la caja de torta,
              la salsa de pizza,
              mi extranjera camisa,
              el perfume de regalo,
              y el recuerdo de la inocencia que fue mía
              y que extraño todavía...

Todavía te veo en la lejanía
             acortando la distancia ante las excusas
             que anestesian el dolor,
             de dejar de ver
              lo mas parecido al amor.



Engel Salazar Aguirre
24 de septiembre de 2012.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Me has hecho mucha falta...


Me has hecho falta en la silueta rota de tu sonrisa,
                              en el recuerdo de una semana olímpica
                              que transitó en la armonía del cabello.

Me ha hecho falta tu cuerpo bello,
                            el perfume de tu elegancia
                            y la ironía de su fragancia
                            que habla de su osadía.

Me ha hecho el desafío de las religiones,
                     la madurez de la precocidad
                     en este delirio embriagado sin edad.

Me has hecho falta en la descripción de mi poesía,
                              que no explota porque le hace falta la compañía
                              de la ausencia de tus días.

Me hace falta la tesis de tu maestría,
                      con la que evades mis dispositivos
                      pero despiertas mi alegría.

Me hacen falta las canciones, las melodías,
                       las caras y las manos frías
                       calientes dentro de las mías.

Me has hecho mucha falta amor mío,
                                        devolviendo mi congelado río
                                        sigue tu distancia marcando las fechas
                                        y sigue mi alma extrañándote deshecha.

Me has hecho mucha falta mi vida,
                                        subiendo la mirada perdida
                                        recordando el día que te tenía
                                        y andando por la ruta que te perdía.

Me has hecho falta al final de túnel
                              en la otra ciudad de mi fortuna
                              y en las diez semanas estancadas de sesiones
                              con psicologías rígidas de pasiones,
                              viendo a mi reina en un espejo de papel
                              donde la ausencia de palabras
                              se hace distancia eterna,
                              de qué quien pudo haber coronado
                              al fin la paz a mi lado.

Me has hecho mucha falta, y cómo te he extrañado!
                                         viviendo sin pedir piedad,
                                         pero cantando a los Santos
                                         para que me corones, mi tranquilidad...



Engel Salazar Aguirre
15 de septiembre de 2012.

martes, 18 de septiembre de 2012

"Café de ciudad..."


Es el que sabe a mis zapatos en la acera
y a mi asiento de brocal y espera.

Es la mañana negra,
el compás oscuro de la panadera
de la jornada que apenas inicia.

Es el recuerdo que interrumpió tu caricia
porque se me hacía tarde
para llegar al día entregado
a la remuneración de lo ya gastado.

Es el que sabe al autobus de las cinco,
a las escaleras del retardo
que supero de un brinco,
al compromiso de la alarma
y al salario que comprometo.

Es la santamaría del Metro
cuando aun no clarea
y disputo mi ingreso.

Es el que sabe a boulevar
en las tardes que tenía tiempo
donde recordaba mis aciertos
al andar.

Es el que sabe a la esquina
del termo
de la misma amiga
que día a día protesto,
de azúcar
o de ardor puesto.

Es un retoño diario
del duro día que espera,
del tiempo que sacrifico de mi familia
y pretende demostrar el amor que les tengo,
entregado al cielo sin futuro
del sostén inseguro,
de mis manos débiles y desgastadas.

Es al que la recepción de una mirada
infantil encantada,
aguarda el regreso del padre:
oscuro como el café,
de una ciudad que se abre,
pero que jamás veo amanecer...


Engel Salazar Aguirre
13 de septiembre de 2012.

lunes, 27 de agosto de 2012

la pintura



Agarra tus crayones
y dibuja los colores
por montones,
de los árboles
en bosques ricos,
de los ríos
en tiempos propicios,
de los propios 
sin tiempo definido.

Tómame de tu mano
y lleva la carga de mi desorden,
mi dolor de cabeza,
mi pensar sin respuesta,
al marco de las avenidas propuestas
por el pincel mágico de tu lira,
reduce el mundo de la ira
con equilibrio
y con orgullo.

Tómame que siendo tuyo
podré por fin disfrutar de tus luces,
de los colores y sabores
del destino que conduces,
de la ruta que designa
la ternura y la inocencia
desnudando
mi presencia,
y entrando
a la pintura de mi niña.


Engel Salazar Aguirre
25 de agosto de 2012.

lunes, 20 de agosto de 2012

Con ganas...


Con ganas del Río Niger
y de la Costa Brava,
con ganas de la Marejada
y el tambor de ensueños,
con ganas de Las Antillas
con imperiales,
con ganas de vidas espirales,
sin premios.

Con ganas del mejor desempeño
sin esperar las caídas de las manos,
con ganas de la erosión de los paisanos
y abrazos entre hermanos.

Con ganas de poesía verdadera
y luz en la regadera,
con ganas de espacio
en los compases cóncavos de las ideas,
con ganas de primaveras
y aires de corral.

Con ganas del Mar
de las causas,
con ganas de vidas limpias en comparsas,
de sistemas ciertos,
con ganas de desiertos
que aprecien la vida.

Con ganas de saber de ti enseguida,
con ganas de Jazz en las mañanas
y sombras bajo la cama,
con ganas de sorpresas agresivas
y tus manos comprensivas,
con ganas que me brindes
el minuto de salida.

Con ganas de la verdad oculta,
de los sueños verdaderos,
de los ritmos soñados,
de la verdad rítmica,
de tu corazón;
con ganas de ser el eslabón
que supera la transicionalidad.

Con ganas del Alcohol de tus besos,
con ganas de luceros en tus ojos,
y cuerpos sin receso,
y embrujo de los locos;
con ganas de cobrar tampoco,
el tiempo perdido
del día en que me he ido.

Con ganas
de quedar
contigo,
y quedar
siempre
con ganas...



Engel Salazar Aguirre
19 de agosto de 2012.

jueves, 16 de agosto de 2012

Antipoesía.

La trascendencia de las cosas no depende de ellas,
sino de las relaciones
de circunstancias inconformes.

Las feas cosas son la parte bella,
que hace a las otras tal,
la estrella
sin agujeros,
los pedazos enteros,
los caminos sin senderos.

La otra parte del principio de incompletitud
es la que lo completa,
y no lo tenemos
encima ni cerca,
sino a la vuelta.

Andar sin rumbo es vivir
a plenitud,
la incertidumbre
y la incompletitud.

Es el alud
que agradece
despertar cada mañana,
es tu piel
en la mirada de mi ventana,
que nunca tengo.

Es no saber de dónde vengo,
tener el poder
y el valor
de no elegir
un rumbo que no controlo.

Es una canción sin tono
y sin destino,
es dejar al adivino
olvidado
y sentir cada segundo a tu lado.

Que nadie espere nada de mi
que a partir de hoy,
no soy nada,
pero al fin soy.


Engel Salazar Aguirre
14 de agosto de 2012.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Responsables...


El rojo es responsable de la tensión,
y el blanco del color y el negro de su ausencia.

El árbol responde a mi paciencia
y el fruto de la conciencia,
responsable de la continuidad.

La envidia de la vanidad
y la crueldad,
de la división.

Los sonidos de la canción,
y la naturaleza de la inspiración.

Tus tímidas caricias,
tus manos y tus oídos que atienden,
tus ojos  que comprenden
y tus labios que sorprenden,
son responsables...



Engel Salazar Aguirre.
9 de agosto de 2012.

lunes, 13 de agosto de 2012

Abriendo paso...


Abriendo paso nacen las religiones y los hijos.

Abriendo paso se hacen los destinos caminos, y los corazones amores.

Abriendo paso espero con valentía que se aproxime su día.

Abriendo paso veo alucinaciones hechas conclusiones.

Abriendo paso llegaron nuestros antepasados a forjarnos en cobre y piel.

Abriendo paso a tu mitad, también se ama y se da felicidad.

Se libre...





Engel Salazar Aguirre
5 de agosto de 2012.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Quiero.


Quiero el atolladero superado,
tu corazón a mi lado
aunque este lejos.

Quiero el camino de los camellos,
el agua de tu consuelo
aunque no pueda decir te quiero.

Quiero recuperar mi café contigo,
quiero tus palabras y mi destino
en esa taza
de sabor divino,
y esperanza en casa.

Quiero recorrer los caminos,
todo contigo
sin tu presencia
pero con tu abrigo.

Quiero saltar el mundo de mendigo,
con ruta y sin destino,
sin pensar en lo sagrado
de tu sonrisa de costado.

Quiero bailar contigo otra vez
el robo de lo prohibido,
quiero soñar que estoy dormido
y que tu arrullo me despierta
a la primavera de mi ocaso,
dejando abierta la puerta
y dejando marcas al paso,
donde caí en cuenta de mis errores
y abracé tu imagen para siempre.

Quiero un querer consciente
de que no puedo quererte,
un amor constante
que no quiera amarrarte.
Quisiera dedicar mi vida,
a que vivas la tuya,
tus días y tus casos.
Quiero el alma de tu abrazo
hasta el día de mi salida
aprendiendo que vivo y muero
pretendiendo tus labios,
aunque no pueda decir que te quiero.


Engel Salazar Aguirre
2 de agosto de 2012.

miércoles, 4 de julio de 2012

Vuelve magia...

Vuelve magia, por los caminos de mis andanzas,
eliminando nostalgias y alabanzas.

Vuelve magia por la antipatía del tiempo
y por el paso del viento.

Vuelve magia a través del horizonte,
con tus ojos al borde
de mi atrevimiento.

Vuelve magia en el cabello negro
de la vida,
en la esquina de tobera
donde encuentro el corazón de tu parcela.

Vuelve magia y vuelve a ver
los hijos escondidos del amanecer,
la rareza del significado
sin concepto
y feliz de estar a tu lado,
riendo las locuras de los días
y pretendiendo eterna tu compañía.

Vuelve magia
a tu alma de niño
de donde nunca te has ido.



Engel Salazar Aguirre
4 de julio de 2012.

jueves, 28 de junio de 2012

En ti...

En ti no quiero mas preocupaciones,
sino los bailes de las canciones
y tus caracolas de cabello en mis botones.


En ti yo quiero mi aniversario,
la rutina fortuita de lo diario
y llenar con tu vida mi armario.


En ti quiero el almacen de mis talentos impropios,
el seguimiento de mis generaciones
y sembrar alegrías e inadversiones.

En ti quiero los viajes matutinos,
públicos y clandestinos,
la pasión de tus ojos en mi torbellino
y las dulzuras de tu corazón divino.


En ti el refugio de mis miedos y mi cumpleaño,
el dolor de no aceptarlo
y la condición de disfrutarlo,
hasta el día que fracture tu paciencia
y el día que entienda
la luz de tu propuesta.


Engel Salazar Aguirre
28 de junio de 2012.