sábado, 26 de febrero de 2011

Barry Rogers.





Sólo en tu Nueva York,
la del mundo,
puede darse este crisol.

La cultura del mundo
percolando en tu pasión,
la alegría latina alrededor de Bronx,
Harlem y el mundo vibrando en tu trombón.

El aporte al universo de la creación,
la inserción en los arreglos,
el sabor,
la incorporación del jazz, el blues y el soul.

La genialidad de tu misión,
hecha perfección,
en La Perfecta,
la seducción.

Nunca un género debió tanto a un hombre moderno,
tranquilo, hambriento, eterno;
mucho menos varios de ellos,
mucho más los hijos,
los ritmos de tu corazón.

La Salsa te sostiene
como su primer trombón,
trombón de la vida, del arte y la canción,
música de los amigos,
los latinos y los que no,
bendito entre maestros
lideraste la fusión.

Cada quién que escriba su canción,
cada genio que arregle su versión,
cada viento-metal que eleve su acción,
cada vida que baile tu sabor,
te deberá, a ti, maestro,
la herencia de tu don.

Hasta pronto.


Engel Salazar Aguirre
26 de febrero de 2011.

viernes, 25 de febrero de 2011

Iré

Iré despacio,
de noche con la luna de brújula
y la esperanza de bandera;
la esperanza como bastón
en el ciego devenir
de la oscuridad sin luz.

Iré soñando,
de aires con la verdad de verso
y la melodía de traje;
la melodía como vehículo
en el húmedo trajinar
de la calle sin destino.

Iré floreciendo,
de bosques con la vida de guía
y la energía de suelo;
la energía como planeta
en el desierto existir
de la selva sin hogar.

Iré ausente,
de ganas con tu rostro de recuerdo
y el orgullo de freno;
el orgullo como alimento
en el último nutrir
de la muerte sin ti.


Engel Salazar Aguirre
24 de febrero de 2011.

miércoles, 23 de febrero de 2011

¿Y si te encuentro?


¿Qué hago ahora contigo?
Ahora que eres la luna
los perros, la noche
todos mis amigos.

Silvio Rodríguez – Tema:¿Qué hago ahora?; Álbum: Mujeres (1978)

Se me quitará el dolor de cabeza eterno
y saldrán los gustos solapados?

Tendré al fin el juicio cierto
y los demonios a mi lado?

Será la tristeza un recuerdo lejano
con ademán de inexistencia?

Será la loca hora de irme
la hora en que tú vuelvas?

¿Y si te encuentro y no sé qué hacer?
¿Te volveré a perder?
Cuántas galaxias de vida postergadas
por la duda de no saber qué hacer!

Engel Salazar Aguirre
23 de febrero de 2011.

lunes, 21 de febrero de 2011

Trato...

Trato de cambiar al mundo
pero no puedo cambiarme yo.


Engel Salazar Aguirre
12 de febrero de 2011.

sábado, 19 de febrero de 2011

En...

En la desesperación de mis días
sigues siendo la estrellita que me guía.




Engel Salazar Aguirre
12 de febrero de 2011.

domingo, 13 de febrero de 2011

Superior.

El fragor
de la Aurora,
mi pensamiento Ahora
y no antes,
y en todo momento
tu calor.

La energía,
la inteligencia
que permite querer tu presencia
y tu valía,
cada día
apreciar tu esencia.

El desayuno de tus pies,
el gusto de socializar,
el alivio de llorar,
la capacidad de amar.

La epistemología hermenéutica,
Platón, Aristóteles,
Sócrates y su mayéutica.

El carbón de mis cenizas,
la dulzura de la brisa,
el agua de tu pelo,
tu cariño sin prisas.

La prisión sin la tormenta,
los frutos de la paciencia,
la luz, la vista, la ciencia.

La poesía multifigurativa,
la topología algebráica,
la cosa representativa
de una verdad desconocida.

Los colores de sabores lilas,
los rocíos en hojas de sequías,
el libro con licor de abstemia,
que vence la cobardía.

Son los racimos sin la envidia,
la igualdad de los seres
y las canciones oídas.

Los maestros sin vergüenza,
al desnudo de su esencia,
mostrando las esquinas
sin paredes escolásticas
con el honor como vitrina.

Superior es la entrada y la salida
de esta vida que no es vida.

Engel Salazar Aguirre
12 de febrero de 2011.

sábado, 12 de febrero de 2011

Te conozco

Te conozco
y no recuerdo.
Sé que he visto tu mágica sonrisa
y que ya mi reflejo ha estado sobre esos ojos.

¿Estudiaste en mi colegio?
¿Sobreviviste a mis peligros?
¿Cantaste mis ruegos?

Estuviste en mi bar,
en mi plaza,
en mi patio?

Me tomaste de la mano,
sequé mis lágrimas,
provoqué las tuyas?

Yaciste en mis manos,
en mi pecho,
en mi lecho?

Amanecí en tu cuerpo,
en tus sábanas,
pero no en mi recuerdo?

Mis caricias jugaron en tu rostro,
y mi esperanza se ancló en él,
en el hoyuelo de tu alegría?

Será que viviste en un pasado ciego,
a pesar que la ironía permite que me devuelvas la vista
pero no la memoria.

A lo mejor esto es parte de otra historia,
la que viene a explicar
de cuál vida te conozco,
de mi adultez o mi niñez,
de la estrechez de mi mente,
del sudor de tu delicada piel
y la alegría de mi alma
al reencontrarte en mis ojos
para de nuevo conocerte.

Engel Salazar Aguirre
11 de febrero de 2011.

viernes, 4 de febrero de 2011

Ten...


Ten cuidado con lo que pides,
debes estar preparado para recibirlo.



Engel Salazar Aguirre
16 de enero de 2011.