sábado, 24 de diciembre de 2011

A veces...

A veces nuestra mente conspira en sus estructuras y no nos deja vivir.

Es tiempo de buscar lo que esta mas allá.



Engel Salazar Aguirre
25 de diciembre d 2011.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Lo ideal...

Lo ideal no es lo que planificas,
sino lo que ocurre.


Engel Salazar Aguirre
17 de diciembre de 2011.

domingo, 11 de diciembre de 2011

No trates....



No trates de justificar las decisiones que tomes.

Engel Salazar Aguirre
11 de diciembre de 2011.



sábado, 19 de noviembre de 2011

decepciones...

Tienes muchos equipajes,
pero uno que se llena
en estos peajes.

De las situaciones,
de las acciones,
que se hacen frustraciones
y que vuelves adjudicaciones
al resto de tu vida.

Actúas en seguida de otra manera,
sucumbe la bondad
o no es sincera;
el pensamiento no espera
para prevenirte
ante su experiencia.

Llenas el baúl
y te pesa.
Ya no eres presa
de lo azul.
No actúas igual,
no confías en tu luz,
desafinan las escalas de tu blus.

Crece la pirámide negra
que te convierte en impaciencia,
impotencia y displicencia.
Y lo escuro del almanaque
es tu meta, de contradicciones,
y a lo largo, de tu huida,
sólo decepciones…



Engel Salazar Aguirre
05 de noviembre de 2011.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Dame...

Dame lo que necesite,
ni mas ni menos.

Y si es menos, sabré que requiero mas...




Engel Salazar Aguirre
10 de noviembre de 2011.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Tus Argumentos.

Son proyecciones de tus inquietudes sobre mí
que se suman a las mías,
son carencias de poesías
pero no de heridas sin sanar.

Tu acción de argumentar
es un estallido solar en un eclipse de día,
es como una desarmonía
que no empalma con tu belleza.

Es el reflejo de una tristeza
que se multiplica en miles
cuando superpones tu pensamiento a tus sentires.

Son tus anclas a la canción de invierno,
es la renuncia al vivir viviendo,
es el aferrarse al morir eterno
en las manos de la rutina
bloqueando tus sentimientos tras la cortina.

Son excusas que parecen comiquitas
de sayayines o un sayayín etéreo,
en una galaxia sin televisor ni estéreo.

Cuando revisemos nuestra ruta
ojalá no descubramos
que el vacío que llevamos,
pudimos llenarlo
en lugar de pasar el tiempo pensando.

Cuando nos detengamos a los años
ojalá no despertemos
tarde para vivir los momentos,
que hoy podemos
si logramos rendir ante la pasión de la naturaleza
tus argumentos.


Engel Salazar Aguirre
01 de septiembre de 2011.

martes, 30 de agosto de 2011

Para...



Para ser libre,
sólo hay que aceptar la condición de libertad,
y responsabilizarse por ella.



Engel Salazar Aguirre
30 de agosto de 2011.

domingo, 21 de agosto de 2011

Hoy te he vuelto a ver.

Tu rostro de belleza intacta,
tu cuerpo de añoranza
servicial como la esperanza,
como hace un año al volver,
hoy te he vuelto a ver.

Tu correspondencia a las circunstancias,
tus prendas de color elegancia,
tu aroma familiar como fragancia,
heroína ante la distancia
y en sueño que rompe mi ser,
y ante las ganas de proceder,
hoy te he vuelto a ver.

Pero hay algo en tu sonrisa divina,
una pequeña mueca de plastilina,
factor de un pequeño cambio.
Algo imaginario en el sabor de tu abrazo,
la refrenda de la ocurrencia de algo cierto:
un nuevo pensamiento,
un nuevo condicionamiento,
un extraño y típico fraccionamiento,
que la dura madurez absorbe de un caso
y el alma de la mujer traduce como un fracaso
para un corazón hermoso y sensible al contacto,
pero acreditado por la evaluación de una mente sin descanso.

Te siento a la luz de una cena
dejando ver entre velas
la proyección parcial de la fuente que aun me inspira,
pero que antes me llenaba,
sintiendo una dulzura que nunca acaba
en unos labios que bloquean una nueva capa.

Busco un sueño bueno que dé vueltas,
que proporcione herramientas,
que me permitan romper:
(un chiste, una cadena, un poema o un payaso)
con el dique que retiene la fuente de tu risa,
y que avance de prisa
a la tierra prometida,
en la que antes cultivé parte de mi vida,
permitiendo desbloquear este sufrimiento
que opaca la caída de tus puertas
al servicio del ser,
viviendo un encuentro que nos permita volver
a lo que antes fuimos,
a la unión de lo divino,
lo sublime y lo majestuoso,
dando gracias a lo todopoderoso
porque hoy te he vuelto a ver.



Engel Salazar Aguirre
18 de agosto de 2011.

lunes, 15 de agosto de 2011

Sólo Tratar...

En mi primera clase
me preguntas ¿qué hago acá?
Interpelando mis angustias
y mis ganas de intentar,
sí te trato de amigo,
como amigo nada mas,
es porque hay cierta conducta
que la sociedad considera justa
y que se debe acatar.

Sólo mis manos esperan,
sólo mis huesos de mar,
sólo las sales en mieles,
sólo tratar.

A mi alma viene la respuesta particular:
Tratar.

Tratar de aferrarme a mis condicionamientos para nunca despertar
Tratar de romper la inercia para ir a trabajar
Tratar de hacer lo impuesto por la relación societal
Tratar de vivir acorde con el mundo occidental.

Tratar de no ver el Todo sino lo particular
Tratar de medir la espuma y no ahogarme en el mar
Tratar de hacer lo indicado para ser normal
Tratar de mantenerme en las reglas del bien y no del mal.

Tratar de falsificar una casa para nunca escapar
Tratar de hacerme el sordo ante Piazzolla y su musicalizar
Tratar de asirme al absurdo encima de la verdad
Tratar de sentir al dinero como si fuera mi ciudad.

Tratar de engañarme siempre en el arte de esperar
un destino malicioso, donde no decido mi obrar.
Tratar de aguardar un mañana que nunca habrá de llegar,
sino que ni siquiera trato
de romper la cobardía,
y lo hago,
en vez de tratar.
Sólo tratar...

Sólo tratar.



Engel Salazar Aguirre
15 de agosto de 2011.

Cobarde.

Soy cobarde, porque soy mejor persona cuando la gente no me ve, que cuando me ve: Yo mismo.


Engel Salazar Aguirre
12 de agosto de 2011.

martes, 9 de agosto de 2011

La lluvia.

La lluvia es una palmada de vida al corazón de la tierra,
es la dilución de mis penas,
son campanas de mieles en colmenas.

La lluvia es un milagro que espera cada día,
para bajar la densidad pluviométrica de mi cobardía,
con el fin de irme de cacería
a pescar con cañas mi alegría.

La lluvia en mi techo es la melodía,
que limpia mis venas con sus escorrentías,
llenando mis camas de sinfonías,
de besos traviesos en tu compañía.

La lluvia es cielo que representa
la grandeza de vivir con conciencia,
de Sol y oscuridad tras la tormenta.


Engel Salazar Aguirre
8 de agosto de 2011.

lunes, 8 de agosto de 2011

Hoy es el día...

Hoy es el día en que rompemos los hilos de las marionetas
y me rasgo las pieles de tristezas.

Hoy es el día en que la avenida es mi casa
y la acera mi escuela.

Hoy es el día en que nacemos nuevamente en busca de la verdad
y en la base de la dignidad.

Hoy es el día en que asimilo la comida
y la olvido.

Hoy es el día en que decidimos ser nosotros mismos
y nos responsabilizamos ante los abismos.

Hoy es el día de danzar la canción de La Tierra
y abolir los sistemas de guerra.

Hoy es el día en que nace la comuna
y las almas se hacen libres una a una.

Hoy es el día en que maduro, crezco y me hago niño,
para que me duelan mis hijos
pero supere sus malas gestas,
el día que no me interesan
las sociedades de maletas,
el día que broté de mi madre
como un suicida
y salí por primera vez a buscar la vida.


Engel Salazar Aguirre
8 de agosto de 2011.

viernes, 5 de agosto de 2011

El esplendor de mi maestro.

Yo estaba corriendo
como siempre,
muriendo instantáneamente
por mi culpa.

Solo,
esclavo de mis pensamientos,
de mis argumentos,
de la sociedad de aciertos,
falsos.

Hasta que vi el esplendor de mi maestro.
Sabía que sufrió mucho en otras vidas,
pero hoy era libre.
Daba alegría,
sabiduría,
frescura, valentía,
oxígeno, armonía.

Raíces profundas en la tierra,
amando su ser,
su individuo
y su labor.

Le pedí a su Dios algún día ser como él,
ver el amanecer
con la frente en alto,
tener las tardes
contigo en mi regazo,
seguir funcionando,
a pesar de los ataques de los hombres.

Me saludó y miró al cielo,
llenando de oxígeno la vida que le debo,
llenando mis pies de su corriente,
la de la Tierra,
veo a mi maestro:
El Árbol del frente.



Engel Salazar Aguirre
05 de agosto de 2011.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Sueños...

Tu rostro de energía,
que soy yo mismo,
se abre en mi cuaderno
y la noche se hace día.

Tu presencia, tu compañía,
vale el profundo perdido
de mi cama,
para cabalgar hacia la nueva mañana.

Apareces frente a mis manos,
con rechazo o alegría,
con versos o fulías,
o despeinada,
y sobre mi almohada,
guindada.

Me reúnes en los viajes
de asteroides principales,
o planetas principales
e intermedios,
del mismo plato que mi madre
y la misma escuela que mi padre.

Eres más real
que mi sol oriental
reflejado en mi ventana.

Permites que vea la vida,
a mis hermanos,
que oriente el camino
de libertad condicionado
con la verdad en la mano.

Con ellos te veo,
tus ojos llorosos de calor
y tus brazos de paz y amor,
aunque sacrifique en descanso innecesario
para desprenderme descalzo del horario.

En ti haré mi ciudad,
hasta que me quede dormido en esta realidad,
que es la que quiero:
el mundo sincero,
tus labios primero
y la energía del pionero.

Me duermo sólo para verte,
reina, sin rotaciones;
Vida, sin oraciones;
Amor, sin restricciones;
aunque,
mis conceptualizaciones
permeen sueños,
al despertar espero
volver a la consciencia
y al espíritu de año nuevo,
donde todos los días es Enero.

Regálame Sueños...



Engel Salazar Aguirre
03 de agosto de 2011.

jueves, 28 de julio de 2011

Versos panfletarios.

En las suelas de los comercios,
en los centros de consumo.

En los ministerios y sindicatos,
en los mercados mercenarios.

En las calles revueltas
de palomas y árboles negros,
amables que brindan aire
a pesar del humo.

Brindan el insumo,
humano,
urbano,
con la mano en el rosario
y la ausencia del abecedario,
a diario,
se dan los versos panfletarios.



Engel Salazar Aguirre
28 de julio de 2011.

lunes, 25 de julio de 2011

Secretos...

De los átomos y las constelaciones
del Oro y la supernova,
de mi hígado en las montañas
del azul de tu alcoba.

Las burbujas de superficies,
los fenómenos de orillas,
de las hebras de mi mañana
en mis manos de arcilla.

Somos del secreto
del vientre del planeta,
eres del concreto,
la arena y la piedra,
pero más de la gota,
de las nubes de tu boca.

Cuando armonizo lo escucho,
cuando danzo lo entiendo,
cuando te cargo lo siento,
cuando lloro lo muerdo.

Me tienes en tu secreto.
Hasta que desmayes y caigas,
por la ventana de mi espalda
que quiebre tu tolerancia,
supere tu arrogancia
y tu cuerpo sea, de mi casa,
la Estancia.


Engel Salazar Aguirre
25 de julio de 2011.

martes, 12 de julio de 2011

Acuérdate...




Acuérdate del champú infantil de muñequitos



sobre los crespos de espuma



en el piso del baño, la laguna.





Acuérdate del cartón de la casita



donde el café de las visitas



era el agua del grifo



y en el mueble, la perrita.





Acuérdate de los nombres de los amiguitos



en el plástico de la piñata



para recoger, los recuerditos.





Acuérdate del horizonte de la casa



donde escondías la corbata



y el paquete, de galletas.





Acuérdate del escondite en las gavetas



de las llaves de paleta,



del ring de bicicleta,



de la nariz del payaso rojo



del arco iris de tus ojos,



de la canción de tu hermanita en la cuna,



de la siesta de la una.





Acuérdate que no tenías frontera,



que el hambre no era excusa,



que no habían distinciones,



y que eran más las alegrías



que las frustraciones.





Acuérdate que por más que hayas viajado,



de ahí, aún no te has ido.







Engel Salazar Aguirre



25 de junio de 2011.

domingo, 19 de junio de 2011

Despues...

Despues que el espíritu realiza una actividad superior,
deseará siempre volver a ella.


Engel Salazar Aguirre
20 de junio de 2011.

Uno tiene...



Uno tiene que vivir los días uno a uno
,
y tiene todos a la vez.


Engel Salazar Aguirre
19 de junio de 2011.

miércoles, 15 de junio de 2011

El café de mi mamá.



El café de mi mamá está ausente de prejuicios,

se cuela en el orificio

del amor sobre su pecho.


El café de mi mamá de cariños está hecho,

se extiende sobre el techo

y abandona la casa.


El café de mi mamá no se sirve en taza,

se encuentra en una plaza

donde corrí mis travesuras.


El café de mi mamá contiene sus dulzuras,

se mueve por añadidura

en la corriente de mi vida.


El café de mi mamá no tiene peso ni medida,

se yace en cada cosa conocida

desde que llegó mi mañana.


El café de mi mamá no sólo me acompaña,

sino que su olor es mi sentido

y su sabor son mis entrañas,

plenando mi vida de calor y esmero,

mostrando desde tu corazón

La Filosofía del Amor Primero.





Engel Salazar Aguirre
15 de junio de 2011.

sábado, 11 de junio de 2011

Llévame,


Llévame, de angustias desprendido

a los lugares que voy y que he ido.


Llévame, entre las sábanas de ayer

a los olores del amanecer.


Llévame, a mi bicicleta de colores

con la rodilla de ardores,

bajo el sol que no condena

y el calor que no agobia.


Llévame, al charquito de la playa

de mi Litoral de Vargas,

y al final de la escalera

la gloria del tobo de agua.


Llévame, a mis vacaciones de castillos

en arenas de yopales,

montado en caballitos

de cuestas espirales.


Llévame, al deseo de la montaña saltada

ascendido por torbellinos,

creyendo que mi vida

está hecha de destinos.


Llévame, al hogar de mi infancia eterna

a la oscuridad sin linternas,

al sabor del día

del café de mis tías,

al pecho hundido en la secuela

de las palabras de mi abuela.


Llévame, a su majestad, la vida

que vivo con empeño,

al tesoro de la noche

donde lo real, son mis sueños.



Engel Salazar Aguirre

11 de junio de 2011.

jueves, 9 de junio de 2011

Al final del día...


Al final del día unos quieren oros y diamantes,

y yo quien de la cama me levante.


Al final del día unos quieren doctrinas y escuelas,

y yo las palabras de mi abuela.


Al final del día unos quieren goletas y timones,

y yo romper los eslabones.


Al final del día unos quieren roperos y armarios,

y yo la prenda de tus labios.


Al final del día unos quieren castillos anfictiónicos,

y yo cuatro rollos de periódicos.


Al final del día unos quieren plazas y conquistas,

y yo dormir con la conciencia limpia.


Al final del día unos quieren estar con la barriga llena,

y otros, sólo sentir que valió la pena.



Engel Salazar Aguirre

08 de junio de 2011.

miércoles, 8 de junio de 2011

Las formas de Las Nubes.

El motivo de mis juegos de niño, la razón de mis explicaciones adultas.

Los caballitos de héroes y las circunvalaciones equinas del aire.

Los aviones galácticos y las columnas que despegan de estratos.

Los mapas de mi país y los nimbos de carácter geográfico.

Es un juego del universo, que refleja a mínima escala su comportamiento, superando la aeronáutica y la geodesia.

Es la razón fractal de crecimiento de los objetos, que reproduce los colores y los sentimientos, con los cuales doy gracias a mi madre por seguir viviendo, cuando levanto la cara hacia sus ojos.

Engel Salazar Aguirre
08 de junio de 2011.