sábado, 18 de diciembre de 2010

Hermano Salvador.

Algunos nacemos primero y otros después.

Algunos lo hacen al natural y otros no tanto.

Somos procreados bajo la pasión o bajo la inyección.

Ven hermano,
para curar mi anemia.
Ven hijo,
para curar mi soledad.
Ven amigo,
para curar mi intolerancia,
mi egoísmo,
mi tristeza y mi maldad.

El recurso empleado por la ciencia,
es copiado de la vida,
en la que venimos
a destiempos
para entendernos
y aprender a valorarnos,
a ser uno solo.
Por ello,
no nacemos todos al mismo instante.

La ley de vida,
la naturaleza,
es la mayor riqueza.

Sea del corazón,
de la sangre,
de la tristeza,
o por cobardes.
Sea el desamor
o la pelea,
o las ganas del terror,
en cada uno de nosotros
y para cada uno,
nace un Hermano Salvador.

Engel Salazar Aguirre
18 de diciembre de 2010.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Parto en Santa Rosa.

Redonda y pequeña,
infinita en oscuridad
y cargada del odio de cobardes,
con agua sucia
de sangre
de reciente lucha.

No podría con tu luz,
tu luz de amor,
de honor,
tu belleza y tu candor,
de la independencia nuestro motor.

Tu beso en la pared
en bautizo,
tierno;
el abrazo incierto
y la ausencia del bebé.

Ese parto que brindó a la patria su honor,
será la deuda eterna del padre creador
hacia ti,
cuando América nació.

Engel Salazar Aguirre
06 de diciembre de 2010.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Lo que tengo

Tantas lecturas iniciadas y en espera.

Tanta amenaza de arribo de la nueva era.

Tanta cibernética y electrónica en los pastos.

Tantas cosas vivas en los charcos.

Tanta gente por ayudar en las inundaciones.

Tantos acertijos, brujerías y canciones.

Tantos ensayos aguardando en el papel.

Tantas plumas desangrando en el tintel.

Tantas investigaciones sin motivo sueltas.

Tanta poesía en el suelo dando vueltas.

Tantos acreedores que del mundo dueños.

Tantas injusticias, y yo lo que tengo es sueño.


Engel Salazar Aguirre
09 de diciembre de 2010.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Hay metáforas...

Hay metáforas que suben y bajan, y que suben y no bajan.

Hay metáforas grises y mágicas, que con un toque atrapan un arco iris.

Hay metáforas en líneas y espirales, indias y occidentales.

Hay metáforas hondas y trágicas, que la inquisición borró en un incendio.

Hay metáforas lindas y traviesas, gordas y gruesas.

Hay metáforas de pan, que el hambriento desamor devorará con gula.

Hay metáforas locas e imposibles, soberanas e impredecibles.

Hay metáforas autorreferentes, que se analizan a ellas mismas con otras metáforas.

Hay metáforas cuadradas, atractivas que no dicen nada,
y hay metáforas triangulares, que en el fondo yacen caudales.

Hay días metafóricos, que se encuentran sólo cuando uno vive.

Hay metáforas, inclusive, que no son tales.

Hay metáforas de fungi, rocas y minerales.

Hay metáforas del nivel del lenguaje y la palabra,
del nivel del pensamiento y el sentimiento,
y del nivel donde la vida misma se comprende en su relación.


Engel Salazar Aguirre
09 de diciembre de 2010.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Autobiografía




...





Engel Salazar Aguirre
06 de diciembre de 2010.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Luisa Cáceres de Arismendi.












Las manos tiemblan y el sudor resbala,
el ceño frunce unas lágrimas que no aguantan
el atrevimiento no pagado de escribirte, madre.

Los nervios de no caerte bien,
la cobardía de las letras,
tu soplo y tu cobija en mi sien
y tu abrazo en las eternas.

Los castigos en castillos no pudieron,
los odios de los traidores,
ni la peste ni las migraciones,
ni las falsas oraciones.

Las mujeres de mi patria ven el orgullo con tus ojos.
Yo veo en tus manos el vientre mismo del amor,
el calor de la revolución,
la acción del corazón.

Santa Rosa fue tu ciclo,
que ascendió tu alma en la dignidad de la República
y el cordón umbilical del continente.

Estás en futuro y presente,
en la siembra de la tierra,
en el olimpo de mis dioses reales
y en la tradición de mis padres ancestrales.

Cada mujer que llora
brota tus llantos,
cada hombre que nace
grita tu nombre,
cada patria que pare
te honra,
cada estrella del cielo
es una sonrisa que nos regalas.

Eres la gloria de la verdad
no inventada,
realidad
que en vida habrá de adorar
la advocación de la Madre en ti:
madre viva
de mi alma soberana.

¡Quién te deleite
con lo mejor de su alma
en consagración a tu honor,
se quedará corto, madre!


Engel Salazar Aguirre
06 de diciembre de 2010.

sábado, 4 de diciembre de 2010

¡Éste es mi hogar!

Naufragando en este espacio modernizado y polivalente
en eclipses de días y de noches presentes,
bajo lunas eternas, opacas y muertas
en siglos sin años y casas sin puertas,
bajo tunas de ardor y pantanos de miserias
fibrados tangentes y luces viles y etéreas,
llegue a esta isla poblada…

Los habitantes refugiados no advirtieron mi llegada
cada quien pendiente de sí en una noche que parecía helada,
se fue calentando el color de mi rostro gris
y descubrí maestro como un niño aprendiz,
nadie preguntó quién era ni como había llegado
si era de humo, si soy en gel, o con barco prestado,
descubrí que ellos hacían lo que me gustaba…

No quise darme cuenta pero al poco tiempo estaba
compartiendo con ellos lo que en mi alma palpitaba,
lo agradecieron con cariño y agradeciendo a eduardo
sin saber si era él o lo escribía un tal fernando,
en persona no hace falta si renaces como el alba
conocer quién es de hueso cuando el espíritu se alza,
advirtiendo: ¡Este es mi hogar! El de los poemas del alma.


Engel Salazar Aguirre
Enero 2010.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

¿A dónde van los científicos?

Van en busca de una verdad que está oculta en los árboles y en los párrafos.

Van aproximándose a la música y a la danza de los colores que actúan en el aire.

Van hacia el desplome de sus bases mismas, para crear las nuevas.

Van descartando la visibilidad y dándole paso a lo tenue, a lo táctil.

Van dejando de conceptualizar para escuchar las armonías en sus cabezas y las degradaciones al cerrar los ojos.

Van abandonando la estación rígida y entrando a la fluidez de su cosmos.

Están iniciando experimentos para bailar, para reír, para orar y para cantar, para poder entrar a nuestra nueva era.


Engel Salaza Aguirre
18 de noviembre de 2010.

martes, 30 de noviembre de 2010

No quisiera.

No quisiera ser como nadie,
sólo quererme como soy.



Engel Salazar Aguirre
16 de noviembre de 2010.

domingo, 28 de noviembre de 2010

El Canto de Las Piedras.

El arrullo dorado de las voces,
el arroyo que suena sin que vea el río,
el canto que resuena de amoríos,
el cielo oculto en mis noches.

La piedra que tiré al río
canta diferente a la del camino,
la del vidrio tiene otro destino
aunque el material sea igual donde provino.

El muro de mi escuela canta risas,
el suelo de mi iglesia remordimientos,
las columnas del retén las injusticias
y el palacio tiembla en sus cimientos.

¿Quién fuera piedra de tu mar?
para cantar las diferencias de quien nombras,
para liberar las sensaciones al amar,
para superar de vista, las sombras.

Engel Salazar Aguirre
17 de noviembre de 2010.

viernes, 26 de noviembre de 2010

El Grito

Me conecta con el principio de mi pasado animal,

aun presente, futuro, ancestral,

que ocurre en la sublime forma de las yemas de mis dedos,

la exigencia de mis células y el fondo del mar,

en el reinicio de lo cíclico: el grito del final.

Engel Salazar Aguirre
18 de noviembre de 2010.

jueves, 25 de noviembre de 2010

La bolsa.

La bolsa se eleva con la brisa,
en la esquina de hojas amarillas,
otoñales, mal queridas.

La corriente la lleva de subida,
la lleva de bajada,
la arrastra y la arruga;
y ella, maleable bailarina
se muestra mujer divina.

Es ella porque está siendo,
fluye subiendo
y también bajando,
danzando y gozando
su destino rítmico,
sin quejarse del destino.

Engel Salazar Aguirre
17 de noviembre de 2010.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Servilletas

Limpia mis sudores del cuerpo de resplandores en desiertos.

Saca mi suciedad de barros sin sociedad ni carros.

Llama al cantante a la siguiente canción,
llama del fuego de mi próximo crisol.

Aleja el rímel que corre en tus mejillas,
escurre la bebida que se escapa en las orillas,
seca las lágrimas de mi ninfa que se fue
cómo seco las del árbol que te heredó de sus astillas:
servilletas como herramientas del verbo, del verso y la conquista.


Engel Salazar Aguirre
18 de noviembre de 2010.

viernes, 19 de noviembre de 2010

El día...

El día de la canción es cuando quedo sordo.
El día de la raza es cuando nos mezclemos todos y acabemos con las diferencias que no existen.
El día de la madre es mientras viva y mientras muera.
El día de la amistad es solo en el desierto.
El día de San Valentín es cuando me enamore de todo el mundo.
El día del ambiente es cuando acabemos el planeta.
El día de la paz aún no ha llegado.
El día del abrazo en familia es en Irak y Afganistán.
El día de la alimentación es la hambruna en África.
El descubrimiento de América fue cuando los americanos llegaron a Europa.
El día de los derechos humanos es un libro de Bush.
El día de la patria es en Haití.
El día del niño no existe. Lo más parecido es la esclavitud infantil.
El día del agua es la sequía.
El día del trabajo es el desempleo.
El día de la siembra es sin semillas.
El día de llorar en una bomba lacrimógena.
El día del hombre fue cuando los dinosaurios.
El día de la igualdad lo compró el dinero.
El día del ozono reaccionó con el flúor y el carbono.
El día de los casquetes polares es el calentamiento global.
El día de la Tierra es un hueco del universo entre Venus y Marte.

Engel Salazar Aguirre
19 de noviembre de 2010.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Libertad Perfecta.

Libertad perfecta es huir de este planeta sin irse de aquí,
es beber aguardiente y embriagarse con anís,
es abrir los brazos y abrazarte a ti.

Libertad perfecta es mirar el calendario y entender la referencia,
es sentir que la distancia son estelas de paciencia,
es pensar en la oportunidad de superar tu ausencia.

Libertad perfecta es vibrar con los sauces el color de la armonía,
es respirar el aire de los vientos noche y día,
es superar en tus labios mi cobardía.

Libertad perfecta es caminar bajo el son de los tambores,
es compartir con mis hermanos los amores,
es regar mi sequía con tus flores.

Libertad perfecta es trascender el tiempo y la distancia,
es encontrar en la avenida tu fragancia,
es amar la vida, día a día, con constancia.


Engel Salazar Aguirre.
17 de noviembre de 2010.

martes, 16 de noviembre de 2010

Quién?

Quién sería capaz de ser libre?

Escapar de lo Superior?

No agotarse?

Valorar sus virtudes imparcialmente?

No afectar a quienes los rodean?


Engel Salazar Aguirre
26 de octubre de 2008.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Tal vez

Tal vez quiero ser un árbol que le corten las ramas y retorne siempre,
O una lágrima que alimente la tierra,
O una palabra que suene bien,
Un delfín que continúe aunque esté muriendo
O una mosca que haga su trabajo aunque todos la detesten
Un libertador que su muerte contribuya a algo.

Engel Salazar Aguirre
26 de octubre de 2008.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Economismo

Escucho un eco
parece, pues no
es lo mismo.

No sé si economía
o economismo,
pero no he resuelto
el dilema del almuerzo.

Saber de una ciencia de ricos,
que cuida sus intereses
de bancos arruinados,
no me dará el trabajo útil
que resuelva de mí,
mis ganas de vivir.

Son las que me mantienen aquí,
variables, estadísticas,
de las cuales soy una cifra
que representa el índice inferior
y el ahorro versus la inflación.

Me da lo mismo
saber o no,
que si robo peco.

La necesidad no conoce leyes
y a lo mejor así,
dejo de ser invisible por un momento,
antes de convertirme
en otra estadística
del crimen del economismo.


Engel Salazar Aguirre
25 de septiembre de 2010.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Didáctica.

(poesía forzada en clase)

No sé cómo amarrar tu concepto,
capturar tu esencia,
que tu agua permee mi proceso.

Tu secuencia está en todos los niveles,
tu rectoría en todo el proceso,
tu sistematicidad en todas las categorías;
adoptarme sería mi paz y mi alegría,
y el aporte a quienes pretendo guiar.

En la sociedad generarías bienestar,
si tomáramos tu mano para la calidad,
estimulando a individuos con integralidad,
holismo y sensibilidad.

Compones y orientas los métodos,
los contenidos, los medios,
las formas, los objetivos,
los niños, los adultos,
los pobres y los ricos,
los blancos y los indios,
los famosos y a los sentidos,
y a mis amigos los mendigos.

En mi clase eres ciencia,
pero en mi casa eres aire,
en los pasillos eres opción,
pero en las calles eres arte.

Eres una herramienta de vida
para la optimización inalcanzable,
eres el abrazo del docente afable
que busco para mi guía.

¿Quién te encontrara para mi vía?
para encaminar a mis consecuentes
mostrando alternativas.

Engel Salazar Aguirre
23 de octubre de 2010.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Rodríguez.

Apellido esquivo para mí,
el cual lloro en el rincón del orgullo
y de las coincidencias.

Señal de grandes maestros y sabios,
conquistadores temerarios
y grandes gentes de mi pueblo,
local y continental.

Engel Salazar Aguirre
25 de septiembre de 2010.

martes, 9 de noviembre de 2010

Y vuelven

Y vuelven los horarios a forzarme y los conceptos a explicarme.
Y vuelven las palabras a seducirme y las melodías a cantarme.
Y vuelven las ganas locas de llamarte y de escribirte.
Y vuelve la inflación a comerse mi salario.

Y vuelve la pasión a ser mi abecedario y los colores mi escapulario.
Y vuelven tus labios sobre mi pecho a enseñarme de ternura y madurez.
Y vuelven los bramidos imperiales sobre mis pueblos con sus amenazas y vaticinios.
Y vuelve la desnudez a auscultarme y el termómetro de parametrizarme.

Y vuelve la promesa de enloquecerme y de liberarme.
Y vuelve la función pública a cegarme y el poder mediático a manejarme.
Y vuelven los tiempos de caminar en vez de conducir, de danzar en vez de moverse, de expresar en vez de informar, de amar en vez de querer.


Engel Salazar Aguirre
05 de noviembre de 2010.

Zonas de Guinier-Preston.

(a Rudy Castillo Mirabal.)

Recuerdo aquellas clases
favoritas a otras,
ciencia de los materiales,
metalurgia física,
de grandes profesores
y éste, tal vez,
el mejor de todos.

Nuestros pensamientos
cambiando
y nuestros sentimientos
buscando
encontrarnos con el conocimiento.

Antes de precipitar,
coherentemente
se agrupan átomos del material
afectando las regiones próximas,
incoherentemente:
ha precipitado
una Zona de Guinier-Preston.

Así como nuestros pensamientos ante las ideas
que aun no fraguan,
se altera el entorno
curvando el espacio-tiempo,
antes de llegar
afecta sutilmente su energía.

Como vientos genuinos
que no llegan a huracán,
igual modifican en su andar
nuestro ambiente circundante,
esperando que la inspiración
llegue a retomar.

Vienen psicos de todas partes
configurando el precipitado incoherente,
esperando que a mi mente
empreñe la idea,
la que haga que mi corazón,
al verte, no te vea.

Como el momento previo al clímax,
como el azúcar para el terrón,
como los acordes de tu canción
son partes previas necesarias
que harán que el futuro sea después
y el pasado al revés,
aunque parezca un precipitado incoherente.


Engel Salazar Aguirre
27 de septiembre de 2010.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Cuando muera.


Cuando muera no podré pensar;

a lo mejor seré libre por primera vez.




Engel Salazar Aguirre
05 de noviembre de 2010.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Lo único.

Las deudas,
son lo único que distrae la atención de mi tristeza.

El agua,
es lo único que compite con tu vitalidad.

Los potros,
son lo único libre en la cárcel de mi llano.

El trueno,
es la única melodía que ensordece tu sonrisa.

El invierno,
es el único frío que congela tu adiós.

La humedad,
es el único sabor que queda de ti en el colchón.

Mis manos,
es la única extensión que queda de tu cuerpo en el mío.

Engel Salazar Aguirre
23 de septiembre de 2010.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Color índice fuego.

No hay color que no dependa de un índice de refracción.

No hay fuego que no se relacione con un color.

El color del fuego es la relación dependiente entre la refracción y el calor.

El fuego es un color, que puede ser intenso según su calor y su refracción.

El calor de mi cuerpo cambia cuando se acerca tu índice fuego.



Engel Salazar Aguirre
03 de octubre de 2010.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Tubey...

Línea!!
cae entre dos,
buen corte del jardinero,
de primera para la segunda,
y llega parado con un Tubey…


Engel Salazar Aguirre
27 de septiembre de 2010.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Lenguajes, idiomas y formatos.

Me comunico ante ti y a través,
con la semiología de mi razón, de mi sazón y corazón,
eres la significación y el motivo de las artes;
todas son partes de ti
y sostén de la relación entre géneros.

Me comunico contigo y por ti,
con la semántica del género humano, culto o profano,
eres la estructura y el fondo del pensamiento que nos diferencia;
somos parte de ti
y tú eres el sostén de la primacía del género.

Me comunico gracias a ti,
con la diversidad que mis posibilidades brindan, sensato o casual,
eres el envase y las rutas de mi expresión;
todas son una forma de ti,
y tu eres lo que hace grande al sentimiento humano.


Engel Salazar Aguirre
25 de septiembre de 2010.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Gustavo Pereira.

Maestro margariteño de los sueños,
de la luz, de la canción,
del poeta del amor,
de los oprimidos,
de los héroes invisibles
en canoas y goletas
vistas desde la Punta de Piedras de tu alma.

Enseñar la cultura salvaje de los pueblos,
salvaje como nosotros, soñadores del futuro,
pero hacedores de lo oscuro.

Dudo mucho al escribirte poeta,
visionario del artículo cien,
de nuestra vida política,
de la imaginación de la sien,
a la cual pido permiso
para tomar pensamientos
tuyos hechos míos de admiración.

La cultura es el amor hecha alma,
en tu corazón, espejo de sueños,
en la educación ves el cielo que al mundo busca
y que esperamos que sobreviva.

Maestro, el desconocido tiempo
dará cabida a aprender en vida
sobre ti,
sobre la invisibilidad de los hambrientos
y la imbecilidad de los hartos.

La poesía, el suelo, la tierra y la canción,
recorren tu sudor y tu sangre
buscando irradiar en nosotros
los amores de la poesía salvaje.

Saludos poeta.


Engel Salazar Aguirre
25 de septiembre de 2010.

domingo, 31 de octubre de 2010

Atractor de Lorentz



Las alas de la mariposa,
casi impredecible
pero modelable.

Veo a través de tus alas,
sobre tus diferenciales ecuaciones
y no comprendo qué me atrae.

La luna cae y las mareas ven,
el clima cambia y la lluvia vuelve,
el otoño llega y el amor se va.

Mi vida caótica no encuentra atractor,
¿será el amor el atractor que dejé escapar?
¿es la familia, el vicio, el sexo, el fuego?

Doy vueltas fractales
y caigo de nuevo sin saber qué me atrae,
sin saber qué me lleva y qué me trae.

Será las alas de la mariposa
que batió en China sobre una rosa,
y llegó su efecto en tormenta
que barrió mis sueños,
mi esperanza,
y el amor de mi ciudad hundida.

Mañana seré otra vez el suicida
que no sabe a dónde va.


Engel Salazar Aguirre
03 de octubre de 2010.

jueves, 28 de octubre de 2010

La Soledad.

Da hasta miedo escribir sobre esto, calor y orgullo, tratar de mirarte a los ojos.

Es como un dilema,
un refugio,
una compañía indeseable
pero a veces faltante,
necesaria.

Como un hogar,
una casa sin gente,
sin coche ni paredes
pero con carros y cuadros,
sin sala y sin comedor
pero con platos
y fantasmas.

Es como un arma
protectora,
en cuyos trazos mueres
sin balas pero con fuegos.

Es como un juego
de dolor y risa,
sin cuerpo y sin camisa,
con brazos y cabillas.

Es la mañana
sin sol y sin ventana,
los días
sin pan y sin alegrías,
y que extrañas cuando no tienes.

Son como poderes
que de adolescente quieres
presenciar,
pero de adulto quieres evitar.

Son como poetas sin fraguar,
como canciones sin autor,
como versos sin inspiración,
que pueden inspirar a otros.

Es la fuerza de la oscuridad
que pretende descubrir tu dignidad,
es en el cuerpo el ardor
que pretende encender tu fuego interior,
es la locura que atestigua
que tu columna sube la montaña
y viola la galaxia,
volviendo a tu vibrar
de armonía eterna y antigua.

Engel Salazar Aguirre
04 de octubre de 2010.

martes, 26 de octubre de 2010

La Piel de mi Esposa.

Su piel es dulce,
es miel,
es ámbar, parafina,
dulce coctel
de mis temores, la asesina.

Es preciosa,
olorosa,
aroma de mariposa,
canal de amores,
mis manos en ti,
del territorio conquistadores.

Qué nada perturbe!
el tiempo y el espacio,
para ver tu tersura
modificada,
las grietas acompañadas
de los años a tu lado,
del amor preñado
y del milagro parido,
las nubes
de nimbos a estratos.

Qué nada separe!
tu piel de mi abrazo,
tu cuenca de mis manos,
las edades y los cumpleaños,
para que el cielo me permita
junto a mis hijos,
mi vida favorita,
llegando como una pasa blanca
tu piel a su cometido,
a vivir sobre lo vivido,
a cantar sobre lo dormido,
recorriendo tus caminos,
durmiendo conmigo
hasta el fin de los destinos.

Engel Salazar Aguirre
03 de octubre de 2010.

domingo, 24 de octubre de 2010

El don del pecado.

El don del pecado está en la espoleta y en el dedo,
está en la llama del deseo
como El Gato de Schrödinger.

Se posa sobre las cosas
sin distinguir hombros zurdos o diestros,
cacofonías o conciertos,
hemisferios curvos o rectos,
como la ceniza oscura del volador incendio.

La locura es el remedio
para justificar las malas conductas a mi lado
y el relativismo moral viene desde el pasado
a tratar de justificar el don.

No discrimina entre religión,
ni música, ni ayuntamiento,
ni océano, ni desierto,
ni sotana, ni descubierto,
ni tranquilo, ni hambriento.

Hemos de escoger entre lo que llamamos pecado
y vacilar entre el instinto, la intuición y supuesta consciencia,
argumentando un albedrío desatado
que no explica nuestra autodestrucción y nuestra ciencia,
pero representa nuestro mayor orgullo:
un pecado me llevó a sus brazos
y otro me trajo a los tuyos.


Engel Salazar Aguirre
05 de octubre de 2010.

viernes, 22 de octubre de 2010

Americanicidad.

Es la condición más hermosa,
y más profunda y oculta.
No es la corriente de los que quieran,
la de los secuestradores,
sino la de quienes entendamos
nuestra nación de hermanos.

Quienes entendamos a nuestros hijos descalzos,
nuestros manantiales que se vuelven selváticos,
nuestra pirámides y ciudades,
nuestro calendario avanzado
que marca el tiempo feliz que ha de venir.

Quienes entendamos nuestro sufrir
en busca del sonreír,
quien entienda nuestro amor
en busca de nosotros mismos.

Comprender que nuestras manos callosas son de colores,
que nuestra nación es un hecho de sabores,
que no somos lo que dicen los impostores.

Cuando estudiemos nuestra filosofía,
martiana, robinsoniana, bolivariana,
cuando bailemos nuestra cueca,
nuestro tango, nuestro joropo,
nuestra murga, nuestro son,
nuestra bossa, nuestra melodía india, árabe, negra.

Cuando veamos nuestra piel negra,
nuestros ojos blancos, nuestras almas indias,
cuando amemos nuestro corazón intenso,
cuando veamos nuestras venas abiertas,
cuando disfrutemos nuestra poesía.

Cuando no ataque a mi hermano originario
y cuando él no se defienda sin ataque alguno,
cuando Ameghino promueva al hombre desde la pampa.

Cuando eduquemos a nuestros hijos en igualdad,
solidaridad y afecto,
cuando sus héroes trasciendan de batman y ben diez
a Pancho Villa, Che Guevara,
O’Higgins, Artigas y Miranda.

Cuando disfrutemos con valor nuestra americanicidad,
nuestros avances serán perdurables,
irreductibles y avasallantes hacia la libertad.


Engel Salazar Aguirre
18 de octubre de 2010.

jueves, 21 de octubre de 2010

Nuestros Valores.

La sonrisa ante la guillotina, el hombre más culto del siglo, entregó su cuello en la caída para darnos república.

La pasión más pura, la libertadora del libertador, sacrificó su estadía junto al padre para darnos amor.

El lingüista más grande, el genio del idioma, transformó su prosa en destierro para darnos escuelas.

El pedagogo más grande, el maestro de maestros, formó durante toda su vida al más grande hombre de América para darnos filosofía.

La mujer más valiente, la hermosa, perdió a su hijo en la cárcel para darnos dignidad.

El ingeniero más grande, el Gran Mariscal, dió su genio inmortal y su juventud para darnos continente.

El joven llanero, el joven catire, batalló llanuras para darnos valentía.

El gran maracucho, el general escritor, escribió desde ruedas para darnos cordura.

El negro libre, el primero, cedió su sangre para darnos honor.

El médico mejor, el doctor, colgó su investidura para darnos honradez.

El militar brillante, el guayanés, cegó su vida ante el pelotón para darnos disciplina.

El socialista brasileño, el pernambucano, olvidó intereses personales para darnos lealtad.

El más consciente, el estoico, estalló en San Mateo para darnos sacrificio por la patria.

El gran revolucionario, el “europeo” falconiano, creó las grandes estrategias para darnos suelo.

El gran padre, el hombre único, juró y se consagró entero hasta lograr darnos vida.


Nuestros valores son más grandes que las galaxias, hagamos uso responsable de ellos.


Engel Salazar Aguirre
28 de diciembre de 2009.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Antilógica.

¿Por qué hay tantas cadenas si hay más tijeras?

¿Por qué hay más religiones que escuelas?

¿Por qué hay igual cantidad de gentes sin comer que platos sin ser comidos?

¿Por qué los españoles no hablan árabe?

¿Por qué yo no hablo árabe y africano?

¿Por qué hay más banderas que universos?

¿Por qué hay más realidades que sueños?

¿Por qué tu abrazo me es esquivo?

¿Por qué no puedo caminar mi mundo?

¿Por qué el amor no es nuestra existencia?

Engel Salazar Aguirre
18 de septiembre de 2010.

martes, 19 de octubre de 2010

Delirios del Café.

Cuelo el café y no entiendo qué significa.
No comprendo la tradición de provincia,
no entiendo el sabor,
la delicia.
No entiendo el ardor de mis brazos,
abrazados al sabor
de los labios
milenarios.

No entiendo la muerte
en la faena,
de negros y negras
que dieron su sufrir
a sangre y lágrimas,
en el dolor
y el sabor de su adultez
y su adolescencia.

No entiendo la edad
de la molienda
y del deber de la contienda,
requisito de la indolencia,
sea café, cacao o petróleo
o el alma de mi esencia,
la que confiere esta decadencia.

No he de superar
el dolor de tu ausencia,
tal vez,
el color de tu sustancia,
libertad de mi paciencia.

Engel Salazar Aguirre
27 de Septiembre de 2010.

lunes, 18 de octubre de 2010

Debería...

Debería regalar mis libros,
ceder mis hojas
y entregarme al abismo que me llama.

Debería ser filósofo
o un mendigo que dé conferencias
sobre ética y sanidad,
sobre valores y vanidad,
sobre sandalias mugrientas
y aceras sucias con pies descalzos.

Debería hacer lo que quiero
y no buscar quién soy,
amar lo que quiero
y no preguntar sí quiero,
besar lo que amo
y no amar en vano.

Debería ser un silencio en la noche de caricias,
una cobija en El Silencio de Caracas,
una cara que con tu mirada se cobija.

Debería ser algodón
y curar las cicatrices de mi madre;
si me contaras: ¿Cuánto debería?

Debería poseer un don
para entender lo que escribo,
y debería ser escritor
para dejar de entender.

Engel Salazar Aguirre
15 de Octubre de 2010.

viernes, 8 de octubre de 2010

Salsa.

Canción de cuna de mi barrio,
escapulario
y oración en labios,
canción.

Reina de la esquina y del solar,
del baile y del improvisar,
de mi vida, mi historia,
mi realidad continental.

Tatuaje de mi alma negra,
cuan negra que resiste al paso doble,
fiera, amorosa, tierna y noble,
cantos del Indio que superó la masacre,
de los cobardes
y de la tierra.

Canciones de hermanos santos,
de dolor y verdad,
mi día y mi vecindad,
de amor y de despecho,
de sangre y guaguancó.

El sonero suelta
y yo toco el bongó
al son de mis sentires,
nadie cae de la clave
porque de esto es que se vive.

Todos mis maestros dieron,
su tono, su aporte y alarde,
para yo siempre vivir
entre tus piernas que arden.

Cuba madre y África mi padre,
Puerto Rico el sabor y el alma,
Santo Domingo, Colombia, Venezuela,
Panamá, Méjico y Antillas,
son mis hijas preferidas.

Quiso cielo y tierra
que la Gran Manzana fuera el crisol
donde abordan e inundan la pasión,
por ser el hijo predilecto del sabor.

Sones, danzones, merengues,
cumbias, boleros y bachatas,
joropos, bossas y gaitas,
swing de montuno y guaguancó,
esos son los cueros de mi tambó.

Yo me crié entre tus brazos
y a diario percibo tu sabor,
entre las luces de mi continente
tu eres mayor que el Sol.



Engel Salazar Aguirre.
29 de septiembre de 2010.

Deja...

Deja tus aires de tristezas de lado,
del lado de la montaña de tus talentos,
para que se atemoricen al compararse con estos.



Engel Salazar Aguirre
25 de septiembre de 2010.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Luto.

El corazón arrugado,
hondo el surco que has dejado,
que deja tu partida,
que alimenta tu traición.

El duelo es el caballo oscuro
donde llegan mis desvelos,
tu ausencia es la acción
que no evité.

Tus ojos negros
aquellos que abandoné,
por los que lloré.

Te pierdo tan inmensa como el mar,
tal vez pierdo mi convicción,
mi compromiso, mi ideal,
mi patria, mi alma.

Tal vez camino sin edad
sobre la espina oscura de mi tempestad,
el huracán de fuego de mis dudas,
mis montañas de falsa bondad.

Sólo sea tal vez ya la hora
de resignarme a tu pérdida
y a conformarme con mis huesos,
molidos de destierro,
y absortos de paciencia.


Engel Salazar Aguirre
10 de agosto de 2010.

sábado, 21 de agosto de 2010

Poesía.

Ojalá algún día te encontrara,
que algún día me amaras
y me poseyeras.

Que se acaben las fronteras
de lógicas alienadas.

Eres la maestra de la canción,
eres el alma, el eslabón
entre la verdad y la vida.

¿Puedo tomarte en mis manos?
reina de géneros?
¿Puedo hacerte un ensayo?
¿Protagonizarías mi novela?
¿Cantarías mis alegrías?
y mis penas?

¡Cómo hacerte mi filosofía!
para llegar a naufragar
en la esencia, la armonía,
oculta y de día.

Pero no soy tan valiente como para entregarme,
ni tan cobarde como para dejarte.

Los maestros no me hablan,
no se abren,
porque no soy tanto.

Federico canta
y Pablo canta su muerte,
Ramos Sucre en destierro aprende.
Mi padre es Bello
y la espada mi libertad,
pero yo ando sin rumbo,
sin dejarme sumergir.

Algún día llegarás a mi sangre
volviéndola roja de verdad,
y sólo poesía será majestad
en mi vida traviesa,
o en mi último respiro
será mi obra poética;
porque la vida no se puede entender,
solo vivir a través de ti.

Engel Salazar Aguirre
9 de junio de 2010.

martes, 22 de junio de 2010

No hay nada

No hay nada de poesía aquí,
en mis manos
en mis cantos
en los versos que amo.

Está en los ríos,
en mis campos,
en las armonías
en los mangos.

Aglutinados por la existencia,
elementos
que gozan de mágica esencia.

Vidrios rotos sin sentido
no quiero perder lo vivido.
Es arte, es cultura, amor, escritura.

No está en mente,
existe en todo lo continente.
Está en la vida y su energía.



Engel Salazar Aguirre
19 de junio de 2010.

miércoles, 16 de junio de 2010

Un refugio.



Me preguntas con ternura,

inocencia,

sobre un refugio, una casa, un hogar,

tu presencia.


¿Puede la salsa de este plato ser un refugio?

o las de aquel, sus sobras el refugio de otro?


¿La lluvia de mi cielo puede ser?

o el cartón de calle que la tapa?


¿Puede tu sonrisa ser mi refugio?

o una grieta de tus labios?


¿Puede una idea o un santuario?

una corona o el abecedario?


¿Puede una bala ser un refugio?

la que me lleve a mi destino?


¿Puede ser mi casa?

o una lámpara de Aladino?


¿Puede una botella de ron?

la punta de una inyección?

un libro, un poema, una canción?

¿Será mi corazón tu refugio?


Engel Salazar Aguirre

09 de junio de 2010.

lunes, 14 de junio de 2010

Desde cuándo?

¿Desde cuándo abandonaste la cuerda de saltar?
¿Desde cuándo se perdió el destino?
¿Desde cuándo no hueles la rosa?
Desde cuándo el pecado es otra cosa
y las canciones mariposas
solares, inalcanzables, inasibles, implacables?
¿Desde cuándo la risa no acompaña tu mañana?
¿Desde cuándo no tienes mañana?
¿Desde cuándo crees que sobrevivir es vivir?
¿Desde cuándo no vives?
Desde cuándo no llega el amor con amor
y se posa en tu vientre
tranquilo, eterno, para siempre?
¿Desde cuándo no naces el día que amanece?



Engel Salazar Aguirre
9 de Junio de 2010.

lunes, 31 de mayo de 2010

Ante la Su...


Primer día de febrero y pido: recíbeme.
Por vos… aprendí el arte del amor
y también el amor virtual, Sabes Amor?:

Porque mi amor es otro amor
dulce viajera inquieta,
calla para siempre, pero que no muera,
tu soneto del te amo amor.

Contigo reacomodo el corazón,
como romance de colonia y virginidad patria,
llegando en el último vagón.

Mis manos sueltan tu pelo vida,
rompiendo mi carta a tu pena
y el arte del amor condena,
si podré encontrar la mirada perdida.

Aun sabiendo que el fuego quema,
dedicas versos del amor que siento,
saber que se funde el aliento
y estoy en lista de espera.

Volverán en el vino los sentidos
del día que llueve en mi ventana,
apagaste el farol con un gemido,
porteña, está celosa mi guitarra.

Quisiera que fuéramos despacio,
por si Freud sabe hasta dónde llega el amor,
más que decir nada tango: Ante la Su, admiración.


Engel Salazar Aguirre
31 de enero de 2010.

domingo, 30 de mayo de 2010

Aquel vivir de trigo.


Ese vivir de trigo
de nuestro pan del cielo,
de compartir conmigo
lo que tanto anhelo.

Si yo creo en el alba
y tú crees en sueño,
tal vez entregar mi alma
es el mayor empeño.

El tiempo no existe
sólo un eterno momento,
en la medida en que viviste
lo mejor de un sentimiento.

Caballero de edad media
alguna vez me he disfrazado,
el corazón este hombre empeña
nuevamente por estar a su lado.

Si no tuviera mis manos
para darle calor a mis huesos,
igual te ofreciera como hermano
mi hombro y más que eso,
si acaso fuese yo el de aquel beso.


Engel Salazar Aguirre
31 de enero de 2010.

viernes, 28 de mayo de 2010

Nelly Castell

Preciosa en tus piernas de diosa,
tu voz, reliquia de princesa,
canción que mi corazón goza,
tus labios, la máxima proeza.

Te vi en tarima con certeza,
de pies, con ritmos cadenciosa,
viva entre la naturaleza,
de Tropicana, jardín de mariposas.

El bolero en tu rima esplendorosa,
del público, lograbas la sorpresa,
ritmo feeling en labios rosa,
con Olga, pionera de esa empresa.

Hoy te agradezco la nobleza,
de ti, de tu verso y de tu prosa,
que has definido una grandeza,
en mí, que veía poca cosa.

Tus muñecas de luz esplendorosa,
tu musa, de flores veraniegas,
vuelves canción con tu pluma amorosa,
a lo gris, erradicando la tristeza.

Eres gitana que borra pobreza,
armonía, libertad y clamor de presa,
en tu sangre representas con tibieza,
que el honor de un pueblo se respeta.


Engel Salazar Aguirre
24 de enero de 2010.

miércoles, 26 de mayo de 2010

No la acabará.

No la acabará aunque mis versos yazcan sin canciones.

No la acabará aunque mis playas no marquen tus lunares.

No la acabarán en mis noches sin pléyades y corazones sin diástoles.

No la acabarán aunque mis nervios sean huesos muertos.

Aunque no quieras hablarme, mi adoración no la acabará la nostalgia.



Engel Salazar Aguirre
26 de mayo de 2010.

martes, 20 de abril de 2010

A tus brazos...

Empecé mi ejercicio y retrocedí temporalmente hasta tu vientre,
cuando se reprodujo mi esencia
y se prolongó mi estancia.
A los años de añoranza,
con despojos de índoles cualesquiera.

Fui astilla de la guitarra de Primera,
pincel de Violeta
y aroma sin frontera.
Fui bordón de Silvio y cayo de pescador,
de la mano en Guevara
conduciendo al futuro prometedor.

Pasé por Bahía como viento negro,
de azules aires porteños, Buenos Aires,
Guaraní como manantial risueño.
Pasé por el Golfo como ventisca del Caribe,
desde La Habana hecho porcentaje de honor
y canciones de vida y esplendor.

Cristalicé arenas incaicas, gotas amazónicas,
playas atlánticas, pacíficas y caribeñas,
metros cúbicos fósiles de Bolivia,
Ecuador, México, Colombia y Venezuela.
Metalicé níquel y cobre chileno,
hierro y bauxita mineral
de Guayana y Minas Gerais.

Salí como último terrón que abrió el Canal por la fuerza,
el que opuso resistencia a la explosión petrolera,
la última hoja que cae en el Amazonas,
el último salto que secó Itaipú,
el humo del avión de cubana aún impune,
lo último descubierto del Perú.

Morí mil veces en asesinatos,
de Allende, Chalbaud, Torrijos,
de nuestros padres y nuestros hijos
que no acordaban con el imperio.
Morí en las células de sus manos,
del Ché, Roldós, Arbenz, Gaitán,
Romero, primos, hermanos,
Seres en extinción por criterios.

Viví golpes nefastos por ambiciones:
México, Guatemala, Honduras,
El Salvador, Panamá, Dominica,
Venezuela, Paraguay, Chile,
Nicaragua, Argentina, Granada,
Dictaduras transnacionales orquestadas.

Volé con las Ideas porteñas y de La Plata,
Ameghino, Ingenieros, Trincado, Korn.
Canté con los genios del Bossa,
Caetano, Joao, Chico y Tom.
Nací con lo grandes de Caracas,
Rodríguez, Bello, Vargas.
Los años del calendario de mi raza,
Que inició hace doscientos y no alcanza.

Tantos puños de los que fui espada,
En Junín, Ayacucho, Lima y a puerta cerrada.
Artigas, O’Higgins, San Martín,
Sucre, Miranda y Bolívar,
dieron la muestra de mi casta.

Con espirituales plumas alterné las épocas,
entre Paz y Neruda,
Gallegos y Morais,
Martí y Asturias,
Bosch y Mistral,
Córtazar y Cardenal,
Galeano y García Márquez.

Gracias a mis hermanos,
de la división llegué a África,
donde aprendí a ser lo que soy,
mañana, ayer y hoy.

Hasta volverme un espiral de luz
y viajar por el espacio,
viendo el rostro de mi madre,
al abrir los ojos:
volví a tus brazos.



Engel Salazar Aguirre
29 de marzo de 2010.

lunes, 19 de abril de 2010

¿Qué pasaría?

Pasarían varios cometas,
y nosotros aún rotando.

Pasaría el mundo entero en avión
y nosotros en bicicleta,
nosotros seríamos libres
y el mundo pasaría en marionetas,
el mundo pasaría corriendo
mientras nosotros esperamos en la meta.

Engel Salazar Aguirre
28 de febrero de 2010.

domingo, 18 de abril de 2010

Estación Equinoccial.

Mi primavera convertirá tu invierno en rosas,
de esas que provocas
con tus alardes.

Tu otoño será mi sangre por la tarde,
de esa que arde
cuando tu mirada quema.

Mi verano será la vida de calor plena,
de esa que envenena
la maldad que ya se fue.

Convirtamos tu anuario
en una sola estación,
de pasión,
futuro equinoccial
y monoestacionario.


Engel Salazar Aguirre
29 de marzo de 2010.

miércoles, 14 de abril de 2010

De la conectividad del principio del género.

“Esos árboles,
se comunican con la doncella que está,
con dolores para que multiplique el número de su amante por sí misma.

Para que pueda decir:
“amado multiplícate dentro de mí.
Para cuando la emoción,
se acerque a su cuadrado,
su imaginación cautive
la palabra con labios.””

Tema: Árboles. Letra: Clemente Soto Vélez; Música: Roy Brown; Álbum: Árboles (Roy Brown y Silvio Rodríguez - 1987)



La dependencia no-exigua y manifiesta al reino vegetal
para nuestra vida y descendencia,
no explica la ausencia de este saber
en nuestro pensamiento,
que a lo profundo sentimos cierto.

La supervivencia que exige la noción animal
no radica en nuestra paciencia,
sino en nuestra esencia de conocer
nuestro condicionamiento,
de la conectividad del principio del género.

Simplemente seres,
cumplimos el rol de unidad universal,
sin poder romper sus principios.

Conociendo lo que eres,
hacemos armonía de corte magistral,
alejando nuestras almas del precipicio.
Engel Salazar Aguirre
29 de marzo de 2010.

martes, 13 de abril de 2010

Tus pasos

Tus pasos son las letras que brotan de mi lápiz,
Son el orgullo de saberte y tenerte,
Son el río desbordado en avatares
Y el clímax de mi armonía conducida.

Tus pasos son la esperanza de mi tren suicida,
Son la agonía que me da nueva vida,
El otoño que a mi primavera activa
En el encuentro de nuestras almas noctámbulas.

Tus pasos son acordes bellos entre canciones zánganas,
Que me demuestran la realidad de lo posible;
Al leerte, en tus pasos rememoro
La sublime sensación de tu abrazo glorioso, que no llega.



Engel Salazar Aguirre
29 de marzo de 2010.

lunes, 12 de abril de 2010

Descanso en ti.

Nos besamos frente a frente,
acostados,
y descanso sobre ti recostado,
o tu en posición prenatal
y yo atrás de ti pegado,
con tu cuerpo abrazado,
por mis brazos amarrado.

Esa es la magia:
Todo el mundo está conectado,
pero nosotros tiempo abrazados,
te siento a mi lado.


Engel Salazar Aguirre
08 de marzo de 2010.

viernes, 9 de abril de 2010

Ser y estar, conocer la energía.

Eso es así,
y la prueba es conocer,
cosas del otro que no deberíamos,
la información se transmite
a través de la energía de nuestras almas,
que se encuentran,
y luego se comunican con nuestros cuerpos.

Conocimiento a priori,
es una demostración,
no podemos decir que tuvimos el tiempo,
y el contacto para conocernos,
y llegar a amarnos,
y ambas cosas ocurrieron.

Estás debajo,
por fuera y por dentro,
y alrededor;
mi aire y mi espacio,
mi sala y mi comedor.

Está clarito,
como mi mente al pensarte,
como el deseo de quedarme,
para siempre contigo.

Y así es,
otro triunfo del amor del mundo,
somos ejemplo de la maravilla que es posible.

Hacia el sur van mis sueños,
buscando los aires buenos que me das...

Eres lo mejor que hay en el éter del universo.


Engel Salazar Aguirre
08 de marzo de 2010.

miércoles, 7 de abril de 2010

Estaciones en playas ardientes.

Te haré el amor
sobre dunas de mis playas
del verano que desmaya,
ante el sol de mediodía
dorando tus cabellos
cuando tus senos ardientes
mi alma queman.

Tus hojas serán mi espejo
guindado del atardecer
asido con mis manos,
un otoño de sol dorado
serán la emoción de vivir
nuestros cuerpos sin ropas
adjudicados a su sentir.

Te acredito mis placeres
mis sensaciones al amarte,
haciendo el amor en el solar
en tus susurros de mi alarde,
de la apasionada mañana otoñal.

Sentirás mi arribo
a tu hermoso continente
mi cuerpo será el expendio
del elixir aguardiente
que provocará tu incendio.


Engel Salazar Aguirre
12 de marzo de 2010.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Mi objeto transicional.

La realidad es una sola, oculta y a la luz de tus ojos.

La ley del amor es mi madre universal que subyace en cada rincón de partícula, en las células de la noche y los imanes de tu cuerpo.

La certeza de la realidad en tus manos al sentirte y leerte, la aprecio.

La luz de mi vida repasa y sustituye a mi madre realidad a través de tu amor: mi objeto transicional.


Engel Salazar Aguirre
21 de marzo de 2010.

martes, 30 de marzo de 2010

El amor de tu palabra.

Fue el amor de tu palabra
que dio de verde de tus ojos a mi esperanza.
Taciturna, comprometida y redactada,
cerró heridas: mi pecho no sangra.
Tu verso de cobijarme no se cansa,
logrando que mi vida a ti se abra
en nociones de tus primaveras
donde tu par de verdes cristales
es mi esencia primaria encontrada.
Engel Salazar Aguirre
07 de marzo de 2010.

lunes, 29 de marzo de 2010

Disquisiciones de pasión.

En este justo momento abrazo tu cuerpo.

Eres un torbellino huracán de mi pasión.

Sólo tus palabras despiertan mi clamor,
si llegaras a darme un beso acabaría de amor.
Bañaría mi equipo con fluidos de fricción
y mi mente blanca quedaría sin acción.

Nadie puede evaluar si es bueno o es malo:
sólo “és”, y bien fuerte por cierto.

Lame mi espuma y yo beso tu playa,

vuelve a mí, tu cauce,
mientras yo, río, de satisfacción,
de amarte.

En un abrazo de fusión,
donde siento tu envoltura mi amor.

Escondo mi ímpetu en tu flor,

estallan gemidos de pasión,
un sólo conducto nuestras gargantas,
el alma pide y los cuerpos aguantan.

En la boca de las sensaciones,

responde el bramido del mar de pasiones,
penetrando tu caracola de emociones,
convirtiendo tus gemidos en canciones.

Abierto los corazones

al vaivén lujurioso del amor,
almas y cuerpos estallan
en una sola erupción.

Penetrados alma y piel

conectados de placer
una sola vida, un solo ser
llegando juntos al amor hacer.



Engel Salazar Aguirre
07 de marzo de 2010.

lunes, 22 de marzo de 2010

Conexión piramidal.

Arden nuestros ojos conectados por el fuego líquido,
hablan nuestros ombligos conectados por su hilo de plata,
chocan nuestras miradas conectadas por la luz de nuestras almas,
se abrazan nuestras palabras conectadas por el lenguaje de la pasión hablada,
se internan nuestros sexos conectados por el puente del ardor carnal humano y ancestral.
Nuestra vida es un viaje para encontrarnos, desde el inicio de las pirámides como la que refleja este párrafo.
Engel Salazar Aguirre
7 de marzo de 2010

domingo, 21 de marzo de 2010

Te siento.

Como mi lecho desnudo luego de días sin descansar,
Como acordes de luna en la cueva de la soledad,
Como el silencio de mi tierra luego del temblor pasar.

Como una brisa en la mañana luego de desenmascarar,
Como el café de tus manos luego de despertar,
Como el arrullo del colibrí mientras sus alas volar.

Como sentir el aire en los pulmones luego de rato sin respirar,
como sentir el líquido vitalizante luego del desierto andar,
como sentir nuestros cuerpos desnudos luego de tanto esperar.

Te siento.



Engel Salazar Aguirre
6 de marzo de 2010.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Tu imagen.

…lucias tan real que casi fui feliz,
pero a las seis y diez me comprendí sin ti.
Eran mis solitarias sábanas
y un habitual mañana gris…

Tema: Tu imagen – Silvio Rodríguez; álbum: Descartes (1996).



Tu imagen se reproduce en mi cornea y se atrapa en mi iris;
tu imagen se presenta en mis sueños y se garantiza en eternos;
tu imagen se contiene en gota que quita la sed de mi vida;
tu imagen se gana cada trofeo a los mejores que leo;
tu imagen se codicia en tu canción y en mi caricia;
tu imagen se queda en garganta que sobre el desierto avanza;
tu imagen se borda en mi pecho que palpita tus secretos;
tu imagen se hace amor en mi imaginación;
tu imagen se hace escuela y tu pasión mi bodega;
tu imagen llega a mi mente y me llena de alegría, tu sonrisa en la mía.

¡Qué bella Eres!




Engel Salazar Aguirre
4 de marzo de 2010.

lunes, 15 de marzo de 2010

Irá de Pie.

Irá de Pie
de Araucanía y Austral Luz,
de pecho Andino y Gamada Cruz.

Del licor de vida
y canción de cueca en Playas,
larga en infinita te hayas.

El cono donde el mundo respira,
La pierna de la bailarina
Latina,
No será al cruzar la esquina,
Pero Irá de Pie.

Porque es grande,
Cruz del Sur gigante,
de Luz,
gloria del deporte y del amar,
del cantante de Viña del Mar.

Irá de Pie
como nuestros padres a caballo la Cordillera,
con la pasión de O’Higgins entera,
con la mano de San Martín y la mirada de Bolívar.
Con la guitarra de Violeta,
la voz de Mercedes
y las manos de Víctor,
la dulzura de Mistral,
la oda de Neruda
y los pies de Allende.

De Pie como el Alma de la Cordillera,
de Pie como tu costa placentera,
grande como el cóndor al volar,
de Pie como la vida de los Moáis,
Chile Irá de Pie,
como mi América Latina al andar.




Engel Salazar Aguirre
2 de marzo de 2010.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Estás en mí cuando escucho a Silvio.

Lo estás,
tanto,
que de mi corazón sales a ver que estoy pensando.

Bien sabes que pensaba en "te doy una canción"
al darte mi beso ahora tuyo.

A dónde van?
mariposas de hombre con mi guitarra de joven soldado
que aun te espera
(yo sí te espero, tal vez él no),
en vida y otras cuestiones de amor,
mi sueño a la poesía pinta el hallazgo de sillas
de mi óleo de mujer con sombrero,
viéndote ante mí, con vergüenza,
desnuda y con sombrilla,
sólo en sueños de una noche de verano.

En el claro de la luna veo tu fantasma,
y deseo esta canción:
Quien fuera, en tu corazón,
la canción del elegido.


Engel Salazar Aguirre
1 de marzo de 2010.

martes, 9 de marzo de 2010

Palabras que se hacen amor.

Se hacen el amor desde la palabra,
comienzan con sujetos de besos
y predicados de caricias,
su párrafo es pasión
y su idea principal es amor,
la introducción es su vida
y deliran en un gemido
potente de conclusión.



Engel Salazar Aguirre
1 de marzo de 2010.

lunes, 8 de marzo de 2010

Mía eres tú...

Ya me ahoga tu piel que es mía,
ya tú mi sirena que canta poesía,
ya la selva de amor o melancolía,
ya el sol del mundo que amanece en mi día.

Eres todo eso y mas...

Tú mi estrella
espérame con valentía,
que algún ... iré a recuperar el alma mía.



Engel Salazar Aguirre.
1 de marzo de 2010.

domingo, 7 de marzo de 2010

Acelerador de partículas.


A tu piel me adapto como tatuaje humedecible e indeleble,
que no se cae con la fiebre,
sino que se refuerza.

Altera nuestros átomos a través del monitor,
¿cómo te sentirías estando con este pobre señor?,
no podría ofrecerte más que delirante amor.

Encarnado en tu piel es donde voy,
por caminos de tu vida de tu alma y de tu hoy,
piel por dentro por fuera es donde estoy,
tus manos corazón y sexo inflamables como gasoil.

Estoy muy acelerado.


Engel Salazar Aguirre
28 de febrero de 2010.

Corro.

Corriendo como un demente
Devorando el continente,
Busco tu estrella lunar
Que acabará con mi pesar.
Delineando meridianos
Y zanqueando paralelos,
Llevo sustos cotidianos
Por acercarme a tu cielo.
Corro y corro sin cesar
Procurando en mí tu altar,
Tú sonríes simplemente
Al encontrarme de repente.



Engel Salazar Aguirre
26 de febrero de 2010.

sábado, 6 de marzo de 2010

Tarde.

¡Qué triste lo que siento en verdad!
Mojado en sudor y lágrimas
De tanto correr sin poder alcanzarte,
Tratando de voltear las páginas
Lamentando no haber venido antes,
Contemplando una realidad
Que a mi alma parte,
Saber que a tu vida
Siempre he llegado tarde.




Engel Salazar Aguirre
26 de febrero de 2010

jueves, 4 de marzo de 2010

No se pierde

Un atardecer llanero,
El primer abrazo de enero.
Tus caricias de pies,
El volar de la mies.
Un amor pionero,
El acorde primero.
La luz de una ecuación,
El alma de tu canción.
Tu risa y tu alegría,
Tu preciosa poesía.

Son muestras de tu alma
Que junto con la mía hierve,
Pasados años y palabras
Tu belleza: no se pierde.


Engel Salazar Aguirre
23 de febrero de 2010.

lunes, 1 de marzo de 2010

Réplica a la duda póstuma.

Estoy buscando melodía, para tener como llamarte,
Quién fuera ruiseñor,
Quién fuera Lennon y McCartney,
Sindo Garay, Violeta, Chico Buarque,
Quién fuera tu trovador.

Silvio Rodríguez – Tema: Quién Fuera; Álbum: Silvio (1992).


Y busqué y busqué la melodía que te encantara,
y la encontré en mi guitarra de acordes de distancias.

Tendí un puente catenario
de palabras,
para amarrar el continente si fuera necesario.

Y canté y canté los acordes soñadores,
y reí al sentir que asumías mis letras dedicadas.

Amé tu luz de realidad
de cariños,
para alejar del pasado la fatalidad.

Y soñé y soñé con degustar tu huracán,
y batí aires buenos desde aquí.

Versé caminos de encuentros
de cercanías,
para dejar de lado malos momentos.

La duda póstuma quedó cercada,
aniquilada
por el sentir de ahora,
y la acción definitoria
es el amor
sin pensamiento ni memoria.
Engel Salazar Aguirre
22 de febrero de 2010.

domingo, 28 de febrero de 2010

Lunares

Lunar es tu estética y tu superficie satelizando mi tierra que ando.

Tu superficie blanca es la cuna que ando buscando.

Busco mi rima en tus cráteres adosados a mi cuerpo.

Mi tierra corpórea busca tu agua con mi carrito lunar.

Tu satélite lunar es mi guía en la superficie oscura de mis días, en tierra.

Mi alma se entierra en tu cuerpo superficial y en tu luna celestial.

Mi tierra abraza tu cielo en las noches, mi luz se apodera de tu blanca en mi superficie; manos recorren tus lunares en tu cuerpo: las mías.



Engel Salazar Aguirre
21 de febrero de 2010

sábado, 27 de febrero de 2010

Post Mortem.

A Luis José....


Despreocupen por mi cuerpo
que mi alma ya grabó su aporte,
en libros inmemoriales
sobre mi acción de hombre.

A mis amigos encantados
que reciban este acorde,
que signifiqué en vida
cosas buenas y desorden.

Esta patraña de vida
argumenté desde el borde,
de mi suciedad injusta
de mal que me absorbe.

Ya tiempo pasado
es la hora que conforte,
a mi madre y a mis hijos
que he dejado sin soporte.

A mis amigos sólo brindo
alternativas cuneiformes,
la melodía triste
de la poesía post-mortem.




Engel Salazar Aguirre
20 de febrero de 2010

viernes, 26 de febrero de 2010

Me volví.

Con camisa de flores abordé la goleta,
Surqué Orinoco arriba al cajón del Arauca y del Meta,
Bajo un árbol me senté en banco de una placeta
Soñando encontrar la razón de mi vida completa.

Probé de cocinero miles de recetas,
Vestí de militar descargando metralletas,
De amante con mujeres que quedaban satisfechas
Pero amores ninguno y seguí con alma desecha.

Con sombrero de pintor unté varias paletas,
Sembré mil nacimientos de flores en macetas,
El verbo prodigué y armé mis cantaletas
La música se divorció de mi arpa incompleta.

Cabalgué potros en pantalón y camiseta
Pero todo era vacío en mi corazón de tristeza,
Cuando escribía mi testamento de la a hasta la zeta,
Descubrí lo que era y me volví poeta.



Engel Salazar Aguirre
16 de febrero de 2010

miércoles, 24 de febrero de 2010

Tu ombligo.

Antesala al valle de garzas,
Cielo en tierra descubierto,
Sima en tu cuerpo y cima en mi alma,
Que mis labios beben y su sed calma.

Agujero negro de gusano,
Que me transpola a universos,
Contorsiones radicales de sensaciones,
Que de tu boca brotan en canciones.

Apertura que bulle en el mío,
Como en los delirios de fiebre,
Se conecta tu hilo de plata conmigo,
Y sordo vivo me comunico con tu ombligo.


Engel Salazar Aguirre
16 de febrero de 2010.

domingo, 21 de febrero de 2010

¡Cómo te he extrañado!

¡Cómo te extrañé amada!
como se extraña la ausencia,
de lo profundo de la nostalgia
que me rompe con su espada
y alborota mi esencia.

Amor mío de la infancia
de piel morena y dorada,
tu amor mi compañía
ante amigos mi arrogancia
de tu dulzura entorchada.

Cantamos juntos muchos días
con brillo de emoción en mis ojos,
con Silvio, Pablo, Paul y Chico
nuestros compañeros de travesías
envolviendo en tu nailon mis antojos.

La ternura de tu abrazo rico
con mi diestra que te cruza,
mientras la otra completa la amarra
en árboles de playas o picos
entre mis brazos siempre mi musa.

Una vez que me fui de farra
en un descuido te dejé a un lado,
un amigo recuperó tus curvas
y te trajo a mí mi guitarra
la compañía que más he extrañado.



Engel Salazar Aguirre
15 de febrero de 2010

sábado, 20 de febrero de 2010

Bossa Nova

Las armonías más sutiles
Con tetracordos de guitarras,
Cadencias de esperanzas
Que corazones en miles
Con una sola garganta.

Letras del continente madre
Pero ritmos del continente Padre,
Un cúmulo de genialidades
Como en cualquier época dispersa,
Sólo que en ésta
Se acercan para engendrar
El bien que se abre.

Dime si tú careces de armónicos,
De amor, de letras y melodías,
De pasión, de color, de poesía,
De atributos rítmicos inigualables,
De mujeres deseables,
De tambores infatigables
Y de raíces: una galería.

Preguntemos a Vinicio
El padre de estas letras,
A Jobim, a Gilberto, a su esposa y a Gil,
A las voces de Elis, Bethania y Gal,
Con la pasión desbordada
De Caetano y Chico Buarque,
Con polifonías desbordantes
De Orfeo y Os carioscas
Y con guitarras armoniosas
De Badem Powel y Toquinho,
Es difícil no aceptar mi vicio.

Nascente en amanha do carnaval
Chega a saudade,
Una saudade de Bahía
Y tristeza pé no chão
A mi corcovado pido amor pra você
Contemplando: Oh Barquinho de samba triste,
Tristeza y solidão,
Cantando desafinado mi samba de uma nota só,
De anos dourados
Donde tênia mi cálice:
Tu coração de estudante em águas de março,
Para mi Carioca: Mi Garota de Ipanema.



Engel Salazar Aguirre
15 de febrero de 2010.

martes, 16 de febrero de 2010

Las manos.

Las manos de los maestros dejaron de componer,
se miraban por sobre las gafas,
Bach y Beethoven hablaban por sobre los atriles
y las manos de Mozart dejaban el piano vibrar.

La mano de Van Gogh trasteaba en el piso una oreja cualquiera,
se miraban unos a otros de la familia de Velásquez,
Rafael y Alberti hablaban sobre sus paletas
y las manos de Della Francesca pararon en su cabeza.

Las manos de los Bernoulli no paraba la mecánica de sus fluidos,
se miraban como culpando a Newton,
Lagrange y Laplace dejaron de hablar su conferencia
y las manos de Leibniz bajaron hacia Fermat y Descartes.

La mano de Ghiberti resbaló sobre el pórtico de Florencia,
se miraban unos a otros llamando a Leonardo,
Uccello y Masaccio hablaban esculpidos
y Miguel Ángel cayó de manos en una esquina Sixtina.

Las manos sencillas de Martí se aferraron al caballo del Ángel,
se miraban parando sus lápices revolucionarios,
Rubén Darío y Andrés Eloy buscaban metáforas apropiadas
y las manos de Neruda elevaban el cielo de Isla Negra.

Cuando te vieron salir, Paganini perdió su arco
y Brunelleschi su perspectiva.

Cuando te vieron salir, el dedo pródigo de Pascal
al hexagrama de su boca fue a parar.

Cuando te vieron salir, Gaudí y Calatrava
las manos se daban,
Leonardo creaba y la Mona Lisa envidiaba
tus ganas de vivir.


Engel Salazar Aguirre
16 de febrero de 2010.

lunes, 15 de febrero de 2010

El negocio de saludar.

La salud, el tesoro de la vida
que se refuerza cada mañana.

Al levantarme suelto y sonrío
sin escatimar gusto,
al pasar por un arbusto
o llegar a una esquina.

La facultad divina
de encontrarme contigo,
hermano de camino,
sin circunstancias del destino
te deseo lo mejor
en tu labor
del día que iniciaste.

Trato entre nosotros un pacto
que multiplica bienestar:
el negocio de saludar
inicia en el pequeño acto.

Esa sonrisa que transforma
lo que antes era bravura,
multiplicando de dulzura
el benigno amanecer,
brindando la alegría
de buena energía
que transmite una a una.

En pocos segundos,
con pocos esfuerzos,
cambias el mundo entero
e introduces prosperidad,
contento el universo de verdad
de un momento al próximo,
agradecido de brindar a tu prójimo
salud a La Humanidad.

Ingresemos al negocio:
para brindar vida,
ingentes sonrisas,
conquista montañas,
rompe durezas,
encarna ternuras,
sacude innominias,
resuelves oscuras.

Aunque lleves mucha prisa,
Salud da a tu hermano con una sonrisa.



Engel Salazar Aguirre
13 de febrero de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

La enfermedad de gastar.

El sobrino del mediodía,
Un sol incandescente de desidia
Y un ramillete de amarillas
Cosas que sobreponía.

Buscando entre los anaqueles
Cabeza vueltas ventilador,
Articulándole la labor
Al que halla que venderles.

Muchas cosas observar
Creyendo que pueden ser útiles,
La vista de pie a cúspide
Buscando qué comprar.

Poco he de ganar
El venidero mes trabajado;
Sin embargo, ya me he enfrentado
A la enfermedad de gastar.



Engel Salazar Aguirre
13 de febrero de 2010

sábado, 13 de febrero de 2010

Hasta que

¿Te escribo hasta que llegues a tu casa o hasta que la luz de mi alma deje de reflejarme en tus ojos?

Hasta que se sequen mis manos como quebradas de ríos desérticos?

¿Te escribo hasta consumirse la fusión nuclear del Sol en coco seco?

Hasta que el alma na’ que, en los planetas na’ que sobreviva?

¿Te escribo hasta escuchar todas las canciones de Silvio y Chico Buarque en máquinas tragamonedas?

Hasta que mi vida se funda con la tuya, tal vez no te escriba más, Sólo te ame.
Engel Salazar Aguirre
12 de febrero de 2010

Útiles

Tus palabras en la mañana,
tu sonrisa en mi ventana,
tus mundos improvisados.

El invierno para la primavera,
la ruptura de las fronteras,
mis huesos sepultados.

El beso que se escapara,
las manos de Che Guevara,
el cambio de sistema animal.

Un colibrí que zumbaba,
un trueno que despertara,
del objeto superficial.
Engel Salazar Aguirre
9 de febrero de 2010.

martes, 9 de febrero de 2010

Oración de Gracias.

Pasado el mediodía, me disponía, a almorzar sólo pensando e interesado, además estresado, por el hambre que tenía. Sin embargo, con el plato en mis manos, decidí recitar mi rosario, diario, al Padre celestial de agradecimiento, por los alimentos.

Empecé: Al abrir la boca semiabierta
no supe a ciencia cierta
lo que ocurrió,
en lugar de palabras aprendidas
surgió un vocablo desde la vida
y me paralizó;
Sólo un: ¡Gracias Padre! Desde el alma salió.

Un cúmulo de sensaciones me invadió.

Sentí: Dolor por tener que comer ante millones de haitianos tan negros como yo.
Vergüenza por dejar en el círculo granos de arroz de desperdicio ante tanto guineanos tan hambrientos como yo.
Pena por comer carnes ante cientos de árabes tan religiosos como yo.
Ardor por quejarme de sabores ante billones de chinos tan amarillos como yo.
Ignorante al desperdiciar proteínas ante muchísimos latinos tan hijos como yo.
Abusivo al beber tanta agua potable ante tantos tuareg tan solos como yo.
Inconsciente al calor de la comida ante unos esquimales tan blancos como yo.

Como yo pude comer ante tanto desequilibrio, ahora,
como entre lágrimas pidiéndole a Dios que me libre de suficiencias,
como quien quiere aprender a vivir,
como una nueva oración de gracias.


Engel Salazar Aguirre
30 de enerro de 2010

sábado, 6 de febrero de 2010

Una Delicia.

Pasaporte en países lejanos
objetivos no necesitan manos,
siempre en marco de alegría
y picardía, un nos amamos.

Rompiendo monotonías
los luces con maestría,
hallas momento justo
y sin susto, muestras sabiduría.

Hermoso salvoconducto
que admiro con gusto,
llega a mí la codicia
de justicia, de lo justo.

El mundo de Alicia
no tiene primicia,
al probar lo sabio
de tus labios: Una delicia.


Engel Salazar Aguirre
2 de febrero de 2010

miércoles, 3 de febrero de 2010

Asesina de flora, fauna y estrellas.

Semilla enferma que no germina
acabando verdes y vastos horizontes,
peste que mis arbustos termina
y en mis corazones crece malo el monte.

Fiebre de animales porcinos,
insectos que multiplican muerte,
dolor de aves sueltas a su suerte,
fracturas en corceles equinos
del mismo reino animal donde provino.

Agujero negro que oscurece
la inmensidad de esperanza cielo,
el sol apaga sin consuelo
con una supernova que perece
y en la singularidad oscura aparece,
la asesina de todas: los celos.


Engel Salazar Aguirre
25 de enero de 2010

lunes, 1 de febrero de 2010

No hay que ser.

No hay que ser profeta para predicar tu voz,

No hay que ser alquimista para lograr transmutar oro ante ti,

No hay que ser filósofo para entender que la vida es para vivirla,

No hay que ser inteligente para amarte como a la naturaleza,

No hay que ser gitano para pedir sepulto de pie,

No hay que ser loco para dejarse hipnotizar por tu sonrisa,

No necesito tenerte cerca para descubrir que te he esperado por siempre.

Gracias por llegar.


Engel Salazar Aguirre
27 de enero de 2010

domingo, 31 de enero de 2010

Hoy no traje nada.

Sólo pasaba por aquí a visitar,
leer un poco de sus maravillas antes de que muera el día,
sentir su compañía,
para luego empezar a agonizar.

Este largo día de trabajo y dinamismo,
ha durado muchas horas y todas de sol agobiante,
tanto como antes,
siento que no soy el mismo.

No puedo descender,
sin apreciar las mágicas letras que me exhuman,
del cansancio de una,
jornada sin atardecer.

No tengo poemas para compartir,
sólo este redacto seco de flexibilidad y loco,
sintiendo como de a poco,
mis ojos me envían a dormir.

Disculpen.


Engel Salazar Aguirre
27 de enero de 2010

jueves, 28 de enero de 2010

Lo poco que has hecho.

Esa sola mirada que has dirigido, me ha desnudado el alma.

Esa sola pestaña que has ganado, me ha deseado tu vida.

Ese solo rato de hablar, me ha salvado la vida.

Ese solo gesto de amar, ha revivido a miles.

Ese solo hecho de existir, es lo que me mantiene luchando día a día.



Engel Salazr Aguirre
23 de enero de 2010

domingo, 24 de enero de 2010

Un Ángel ha caído

A Angel Daniel Guzmán
Un Ángel ha caído.
cayó en la noche oscura y triste de Caracas,
arte contemporáneo y problemas de razas.

Copiloto de la desgracia
que alcanzaron hirientes proyectiles,
llevaron al final de varias vidas a sus fines.

Rencillas de festines
nada tenían que ver contigo hermano,
pero abatido yaciste por tener sentido humano.

Recuerdo que en tus manos
produjiste rectas que corrían a millas,
ponchando a toleteros sentados en cuclillas.

Yo ahora en una silla
recordando momentos gloriosos en nuestras vidas,
del “Miguel Antonio Caro”, de ilusiones nunca perdidas.

Buscan estos suicidas
ahogar al mundo en males de injusticia,
creyendo que resuelven sus problemas con malicia.

Fuiste una noticia
que a todos tus amigos y familia hoy entristeció,
al saber que el gran Ángel Guzmán, el del medio, falleció.

Esa noche oscureció
la capital venezolana más que en su historia,
tu hermano, también Ángel Moisés, se la llevó en la memoria.

Este canto de gloria
dedico al compañero de alma, lucha y corazón,
al atleta hoy del cielo, al Ángel Daniel Campeón!
Engel Salazar Aguirre
23 de enero de 2010

sábado, 23 de enero de 2010

Aunque

Te respiro, aunque mi oxígeno esté contaminado de tu ausencia;
Te siento, aunque tu presencia este sobre la ionósfera;
Te toco, aunque tu escultura esté fuera del alcance de mis manos,
Te escucho, aunque tus ondas no me transmitan tu momentum;
Te hablo, aunque sé que tu fantasma ya no oye;
Te veo, aunque tu luz esté más allá del horizonte;
Te huelo, aunque tus moléculas no enrarezcan mi aire cercano;
Te degusto, aunque tu sabor haya acidificado mis labios;
Te quemo, aunque a mi combustión le falte tu atmósfera;
Te espero, aunque haya perdido la cuenta de las edades.
Engel Salazar Aguirre
21 de enero de 2010

viernes, 22 de enero de 2010

Función hermítica.

De niño:
¡Ah!
Mi vida transcurría en forma no específica
El rojo de mi corazón superaba las políticas
Mis grafismos malogrados sabían de geometría analítica
Mis pensamientos rebasan la frontera metafísica
Mi castillo hecho de rocas de ascendencia laterítica
Mis juegos no cesaban ante el ojo de la crítica
Mis canciones de armonía gozaban de raíz mística
La simetría cotidiana era de razón hermítica
La alegría cada día dominaba la estadística.

Ahora:
¿Oh!
Mi vida se estaciona en autopista caótica
Lo verde de mi hígado en reacciones espasmódicas
Ausentan mis dibujos de geometría cónica
Perdí los pensamientos que trascienden la lógica
Mi casa es una ruina de piedra metamórfica
Sin juegos que acompañen mi soledad catastrófica
La armonía se alejó de mi razón ontológica
Se rompió la simetría en diferencia psicológica
Ya no bebo de alegría, la tristeza es mi pócima.


Engel Salazar Aguirre
20 de enero de 2010

jueves, 21 de enero de 2010

Mi ejercicio de Yoga

Terminé mi ejercicio de yoga y aprendí a escuchar la profundidad que no escuchaba:
escuché los armónicos a más de veinticinco mil hercios cuando tocaba,
escuchaba llorar mi sangre de dolor profundo cuando me inyectaba,
oía el ardor de mi estómago triste y enfermo cuando me embriagaba.

Luego de mi ejercicio nada se me escapaba:
escuché el reclamo de la grama cuando la pisaba,
el dolor de un pétalo cuando se marchitaba,
la canción del silencio tuyo en mi almohada.

Poner atención a mis oídos me encantaba:
porque escuché la vibración que de la luz se emanaba,
a kilómetros el ritmo de un corazón que aceleraba,
cuando corrían las lágrimas que mis manos secaban.

Todos los sonidos mi oído alcanzaba:
la espoleta de guerra luego que disparaba,
el sonido de un cuerpo que el hambre arrasaba,
las religiones en vidas que nada significaba.

Mi cuerpo auditivo conectado a mi espíritu todo sintonizaba,
el dolor inmenso de la madre tierra que agonizaba,
ante algodones sucios, mentiras políticas y cobardes miradas,
pero ahora, sin martillo, yunque ni cadena de huesecillos, mi alma no escucha nada.


Engel Salazar Aguirre
19 de enero de 2010

sábado, 16 de enero de 2010

¿Qué será de mis niños?

Qué será de mis niños si les digo que algún día entenderán las cosas de los adultos, sabiendo que de adultos entenderán menos que de niños.
Qué será de mis niños si cuando caen las hojas de otoño no consigo que jueguen conmigo.
Qué será de mis niños si la televisión los sigue criando mientras yo trabajo.
Qué será de mis niños si no cultivan la tierra que pisan.
Qué será de mis niños si no les enseño que con el dinero de un vicio puedo ayudar a dos hermanos en Haití.
Qué será de mis niños si el humo de mi chimenea no les permite ver las estrellas.
Qué será de mis niños si les quito sus frutas por gaseosas.
Qué será de mis niños si no entiendo el valor de amar a los demás.
Que será de mis niños si la cobija que los arropa no le puede servir a otros.
Qué será de mis niños si no los ubico en sociedad y estima, sino en un bunker doméstico.
Qué será de mis niños si no me importan los demás, aunque Andrés Eloy me dijo que cuando tuviera un hijo tendría a todos los del mundo.
Qué será de mis niños si el universo gira alrededor de ellos.
Qué será de mis niños si les cambio sus parques por centros comerciales.
Qué será de mis niños si les guardo sus juguetes por juegos de video.
Qué será de mis niños si cambié mis brazos por un ordenador.
Qué será de mis niños si irrespeto a sus maestros.
Qué será de mis niños si consumo sus recursos.
Qué será de mis niños si le digo lo que está mal, pero igual lo hago.
Qué será de mis niños si ultrajo a su madre naturaleza.
Qué será de mis niños si los asesino en el vientre de mi esposa.
Qué será de mis niños si diseño el camino que quiero que tomen.
Qué será de mis niños si no les hablo del espíritu que tienen.
Qué será de mis niños si los castigo por ser sinceros.
Qué será de mis niños si acumulo cosas inútiles.
Qué será de mis niños si los meto en caja de teletubbies hasta que yo muera.
Qué será de mis niños si les pido que estudien para que sean alguien algún día, ya que hoy no son nada.
Qué será de mis niños si acabo con los calores de sus mariposas.
Qué será de mis niños si les corto todas las flores.
Qué será de mis niños si mi arrogancia acaba con sus sueños.
Qué será de mis niños si les repito a diario que son malos.
Qué será de mis niños si me da flojera darles de comer.
Que será de mis niños si golpeo a su madre.
Qué será de mis niños si no los dejo caminar.
Qué será de mis niños si no les dejo hablar.
Qué será de mis niños si no les dejo respirar.
Qué será de mis niños si me fumo su planeta en una pipa de dólares.
¿Qué será de mis hijos cuando acabe con la especie humana?


Engel Salazar Aguirre
16 de enero de 2010

martes, 12 de enero de 2010

No sé


No sé de poesías que transfiguran realidades,
de artículos indexados ni microtonalidades.


No sé de los efectos de una noche ártica,
de artes marciales ni cromodinámica cuántica.


No sé de lo certero de mi reloj mañana,
de lógica difusa ni de simetría gaugeana.


No sé de la importancia que tenga la muerte,
de flautas transversas ni universos multipresentes.


No sé si hay en este mundo espacio para los helechos,
de hermenéutica ricoeuriana ni de agujeros negros estrechos.


No sé de dónde llegaste y que pretendes del futuro,
pero te agradezco haberle devuelto la vida a este corazón oscuro.



Engel Salazar Aguirre
12 de enero de 2010.

domingo, 10 de enero de 2010

Leo muchas y en todas estás tú mi credo

Leo muchas cosas y en todas estás tú mi credo.

Tu alma está en mi teoría y tus manos en mi práctica, tu voz en mi canto y tu estructura en mi armonía.

Creo que la vida es bella porque eres tú misma.

Creo que debemos pasar más tiempo viviendo que sobreviviendo y que podemos prescindir de él cuando queremos, aceptando nuestra eternidad.

Quiero creer en Sartre, Bergson, Russell, como en ti, porque eres moderna y filosófica.

Creo en Joaquín porque nunca tendría sabiduría sin tu amor.

Creo en la dualidad onda-crepúsculo, mente-conciencia, alma-espíritu, masculino-femenino, y que es a la vez inseparable dentro del equilibrio. Creo en la dualidad geométrica, en la homología, en el ying-yang que se presenta ante todo y está en todo, en ti y en mí, sin demostrar la homología de nuestras almas con técnicas de este universo.

Creo en Einstein, Poincaré, Lorentz, Gell-mann, Mandelbrot, Fleming, Hilbert, Dirac, Heisenberg, Penrose; pero tú estás delante de ellos.

Creo en la sabiduría de la naturaleza reflejada en tu palabra.

Creo que a Pacioli le faltó la divina proporción de tu cuerpo y de tu sonrisa.

Creo en el pentágono perfecto de la cayena y no necesito romperlo para saber que me amas.

Creo en la precisión de cada gota de lluvia que cae donde debe, así como estas donde quieres.

Creo en la fe, dogmatizada por ti, y basada en tu sinceridad y en tu comprensión.

Creo que la predisposición es solo previa, y tú cambias la disposición.

Creo en ti como atractor de mi sistema dinámico, aunque se vuelva caótico.

Creo que escribo tu obra como Platón escribió a Sócrates.

Creo en mi madre, en mi abuela y en ti: filosofía del amor primero.

Creo en la cultura y el deporte como complemento de la academia, como complemento de tu verso.

Creo que puedo viajar en un armónico por todo el universo, pero sin tu mano me perdería en mi barrio.

Creo en Brunelleschi, Della Francesca, Donatello, Sanzio, Uccello, Alberti, Da Vinci, Ghiberti, Pappus, Pascal y Desargues, porque descubrieron como tu geometría se proyecta en mí.

Creo en la geometría infinita donde cada forma de paso a otra y viceversa. Leonardo lo sabía y tú me hiciste verlo.

Sostengo creer que Galois no sería tan grande sin Gauss ni Abel, así como no hubiese logrado entregarme tan plenamente a ti sin hacerlo previamente.

Creo que debes explicarle a Newton, Bernoulli, Brown, Lagrange, Hamilton, Einstein, Bose, Lorentz, como riges la dinámica de mi alma.

Creo que mi insomnio trata de explicar por qué aun no te decides a estar conmigo. Me duermo a tu lado no porque me aburras, sino porque me das la paz que necesito para descansar.

Quiero que me digas cual es bosón que rige la fuerza que me atrae hacia tu mirada, y que los físicos de partículas le pongan el nombre de Dios.

Creo que cualquier cosa es una cara humana, aunque tú no entiendas las expresiones de la mía.

Creo que no hay que ser doctor para recibir su nobel. Por ello, Bell tiene tanto merito como Hewish por el descubrimiento del Pulsar. Ya yo tengo mi nobel y mi pulsar.

Creo que en todo el desarrollo de humanidad se debe a lo aprendido en la naturaleza, por ello las plantas y los animales son sabios. Si entiendo tu mensaje podría encarnar en delfín.

Creo que el conocimiento flota y se puede bajar por varias personas al mismo tiempo, Marconi y Graham-Bell, Hall y Heroult, Mayer y Mendeleiev, Weinberg y Salam. Por eso muchos te quieren.

Creo en Mozart, Beethoven, Strauss, Paganini, Tchaikovsky, Dvorak, Hendel, Rajmaninov, Orff. Componen para tu imagen.

Creo en el 5to sabor y el 5to Elemento. Tu cuerpo y tu alma como elementos esenciales del dodecaedro divino de tu existencia.

Creo en Whitman, Neruda, Andrés Eloy Blanco y en todos los que te han descrito.

Creo en la música de las esferas. Cuando me alejo del universo de las fuentes sonoras, aun escucho tu voz.

Creo en los que inician primaveras como las que dibujas. Luther King, Gandhi, Romero, Pauling, Menchú, están en ti.

Creo en el Pi de Ramanujan, el e de Hermité y el fi de tu gloria.

Estudio a Aristóteles, Descartes, Aquino, Kant, Comte, Hegel, Nietzsche, Pascal, Jesús, Marx para entender tu belleza.

Creo que si me dejas en mi locura, seguirás estando en todo, aunque protagonices del lado de afuera estando dentro.

Engel Salazar Aguirre
10 de febrero de 2008